UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

La investigación de la profesora ha obtenido una beca del

Un proyecto de la profesora del Departamento de Ingeniería y Textil de la Universidad de Salamanca, Eva María Martín del Valle, ha sido premiado con una beca Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación, una de las más prestigiosas ayudas a nivel internacional. La financiación, que asciende a 1,4 millones de euros, permitirá el desarrollo de una investigación cuyo objetivo es mejorar la de los pacientes que padecen .

Desde 2001 el equipo liderado por la doctora en Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca Eva María Martín del Valle colabora con el oncólogo Juan Jesús Cruz y los cirujanos torácicos José Luis Aranda y Gonzalo Varela en una investigación cuyo objetivo era la revascularización del pulmón después de reseccionarlo cuando se opera al paciente de cáncer. Tras los buenos resultados obtenidos en este proyecto, la profesora Martín del Valle planteó este nuevo desarrollo, que busca producir unas microcápsulas con los requerimientos adecuados (biocompatibilidad, tamaño, velocidad de liberación, etc) de manera que no produzcan rechazo en el paciente y que puedan así administrar un fármaco comercial, microcapsulado dentro de estas partículas, liberándolo directamente en las células tumorales sin afectar a las células benignas.

“Podríamos decir que incorporamos a estas microcápsulas un “detector”, un “GPS”; moléculas, células o sistemas que irían inmovilizados en la célula. Esa ‘partícula inteligente’ tiene una información que la redirige hacia una célula tumoral a través de sus propiedades distintivas”, señaló la doctora Martín del Valle.

Y es precisamente este nuevo trabajo el que ha sido beneficiado con una beca Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación (ERC, en sus siglas en inglés), uno de los más importantes reconocimientos científicos en el ámbito europeo e internacional y que supone una inversión crucial para el desarrollo de una investigación cuyo objetivo final, según comentaba Eva Martín del Valle al Área de Comunicación de la Universidad de Salamanca, es “mejorar la calidad de vida del paciente, diseñando una vía para suministrar quimioterapia al organismo más benigna o menos dañina”.

La importancia de esta investigación puede resultar crucial a largo plazo en la lucha contra el cáncer, ya que de resultar positivo el resultado en tumores pulmonares, el siguiente paso a seguir sería la extrapolación a otros tipos de células tumorales. “Nos hemos focalizado en el cáncer de pulmón porque sabemos que ahí las cápsulas funcionan de cara a que no generan un rechazo y eso ya es bastante importante como punto de partida”, señaló Eva Martín del Valle. Pero si el sistema funciona para los tumores pulmonares, esto abriría la posibilidad de utilizarlo para otros tumores, modificando una serie de condiciones en la micropartícula para que pueda reconocer otro tipo de células tumorales.

Investigación interdisciplinar

Este proyecto se enmarca dentro del grupo de investigación dirigido por Miguel Ángel Galán, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca. Es el fruto de un trabajo que aglutina investigaciones de varios ámbitos y en el que participan Juan Jesús Cruz, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Salamanca, Gonzalo Varela y José Luis Aranda, del Departamento de Cirugía Torácica, María Dolores Ludeña, profesora del Departamento de Biología Celular y Patología, y el equipo del Departamento de Ingeniería Química y Textil de la Universidad de Salamanca, liderado por la profesora Eva Martín del Valle.

En España, este tipo de estudios interdisciplinares que relacionan el ámbito de la biomedicina con la ingeniería química son poco comunes. Una relación, no obstante, muy potenciada desde la década de 1970 en otros países, como Estados Unidos, y cuyos frutos son de sobra conocidos en la sociedad actual. El riñón artificial, el marcapasos o las lentes de contacto son sólo algunos de los inventos obtenidos gracias a este desarrollo. Sin embargo, esta interacción no ha tenido un fuerte impulso en España hasta hace poco. “En Estados Unidos la interconexión entre la ingeniería química y la biomedicina no es algo nuevo. Sí que es verdad que en los últimos años está conociendo un despegue mucho mayor respecto a otro tipo de disciplinas y esa misma tendencia se está adquiriendo ahora también en Europa y en España”, señaló la profesora Martín del Valle.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaNoticiasUniversidades de Castilla León

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed