UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Son ya 15 las entidades públicas y privadas que forman parte de la fundación universitaria

La Fundación Conocimiento y Cultura de la Universidad Pablo de Olavide ha aprobado esta mañana la incorporación de dos nuevas entidades a su : la Fundación Sánchez-Ramade y la . Con estas dos nuevas incorporaciones, son ya 15 las entidades públicas y privadas que forman parte de la fundación universitaria, creada en el año 2005 como apoyo al fomento y la promoción de la investigación, las actividades académicas universitarias, el desarrollo de la infraestructura y el apoyo de la acción social y cultural en Andalucía.

Durante la reunión del Patronato, celebrada en la Universidad Pablo de Olavide, se han aprobado también las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2009, se ha presentado el informe de gestión del ejercicio anterior y se ha revisado el plan de actuación y los presupuestos del ejercicio actual.

A esta reunión del Patronato de la Fundación Conocimiento y Cultura han asistido su presidente, Juan Jiménez Martínez; el vicepresidente ejecutivo, Manuel Alejandro Cardenete Flores; el nuevo secretario adjunto, César Hornero Méndez; así como los representantes de las empresas e instituciones públicas y privadas que componen el mismo. En representación de los nuevos patronos, y una vez adoptada esta decisión, ha asistido Luis Miguel Martín Rubio, director de Relaciones Institucionales de la Fundación Sánchez-Ramade.

Con respecto a los nuevos patronos, la Fundación Sánchez-Ramade es una entidad privada sin ánimo de lucro, promovida por el grupo empresarial del mismo nombre, el mayor grupo de propiedad 100% andaluza. Entre sus principales objetivos se encuentran: organizar y financiar eventos, conferencias, seminarios y publicaciones; divulgar la cultura empresarial para contribuir a la consolidación de la empresa familiar; fomentar la participación en programas de formación y cultura; conceder becas para estudios académicos y de especialización y promover la implantación de programas de calidad, entre otros.

Por su parte, la Fundación Persán se crea en 2006 con el objetivo de facilitar la acogida a la población inmigrante y su plena integración en la sociedad andaluza. Esta Fundación está orientada a ser un gestor de servicios que promueve la formación profesional, alienta la prevención de riesgos laborales y fomenta el autoempleo, además de ofrecer orientación e intermediación laboral a trabajadores extranjeros.