UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Etienne Montero, presidente del Instituto de de Europa, clausuró la IV edición del Máster en de la Universidad de Navarra

“Legalizar los vientres de alquiler supondría dar un paso hacia la contractualización de la filiación y tolerar una filiación fragmentada”. Así lo afirmó en la Universidad de Navarra Etienne Montero, presidente del Instituto de Bioética de Europa y profesor de de la Universidad de Namúr (Bélgica), durante la clausura de la IV edición del Máster en Bioética.

El experto, que pronunció una conferencia bajo el título “La summa divisio iuris entre las personas y las cosas: maternidad de alquiler”, aseguró que “el desamparo de las parejas estériles merece respeto y su sufrimiento debe ser escuchado por la sociedad. Sin embargo, lo que está en juego en la práctica de las madres de alquiler no es sólo un deseo de tener hijos sino otros muchos elementos que deben ponderarse”.

En su opinión, esa práctica atropella los fundamentos y la coherencia del derecho de filiación. “Supone reconocer como un derecho el abandono de un niño al nacer y autorizar a la madre a deshacerse de sus deberes y responsabilidades hacia su progenitura”.

Según Etienne Montero, no podemos responder al deseo de tener hijos en detrimento de los derechos del niño, de la dignidad de la mujer y de un trastorno profundo de coordenadas antropológicas y jurídicas fundamentales. “Esa práctica conduce a la instrumentalización de la madre portadora, objetivamente reducida a desempeñar un papel puramente funcional, y a la cosificación del niño, tratado no como persona sino como una cosa debida en virtud de un contrato”.

Asimismo, destacó que “contradice la esencia de la maternidad, que es indivisible e intransmisible; borra el vínculo entre el embarazo, el alumbramiento y la maternidad; y niega la importancia de los intercambios intra-uterinos entre la mujer embarazada y el embrión”.

El experto habló de la situación que viven los distintos países sobre este tema. En EEUU, la situación varía según los estados. En Europa, dos países autorizan y regulan esa práctica: Grecia y Gran Bretaña. En otros, la gestación por cuenta ajena no está reconocida legalmente pero su práctica es tolerada: Bélgica, Dinamarca, Holanda y Finlandia. Y por último, hay algunos en los que esa práctica está prohibida por textos específicos: España, Francia, Italia, Portugal, Noruega, Suecia, Suiza, Alemania y Austria.
española

Respecto a la nueva ley del aborto, señaló que existen ciertas fuerzas en nuestras sociedades que se empeñan en banalizar el aborto para que sea visto cada vez más como un acto médico ordinario. “Sin embargo, no parece tan fácil quitar importancia a este acto. Pensemos en algunos estudios recientes sobre el Síndrome Postaborto; y también en la reticencia por parte de las nuevas generaciones de médicos para practicarlo; en algunas grandes ciudades como Londres o París”.

Alumnos del Máster de Bioética:

Jorge Buxade Arribas (España)
Ana María Cid Foix (España)
Emilio García Sánchez (España)
Gurutze Gastaminza Graña (España)
Ignacio González Fernández (España)
Francisco Javier Jiménez Benito (España)
Jesús Carlos Medina Revuelta (España)
Gustavo Páez Prendes (Peru)
Carmen Rengel Vidal (España)
Lisseth Rodríguez Cruz  (Argentina)