UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

El Premio Optimus valora el esfuerzo, el trabajo y la dedicación de una de sus alumnas más completas en los distintos ámbitos de la vida universitaria: formación humanística, social, la vivencia personal y profesional.

Tabea Esser, estudiante del último año de la licenciatura de Administración y Dirección de Empresas (opción bilingüe) de la Universidad Francisco de Vitoria ha conseguido el Premio Optimus de este curso académico. Alemana de nacimiento, siendo muy pequeña se trasladó con su familia a Tenerife, donde ha estado viviendo.

Conoció la UFV por casualidad. “Estaba en Madrid viendo otras universidades y un amigo me dijo que había estado en una universidad donde lo habían recibido con los brazos abiertos. Así que dije, ¿por qué no?, y fui a conocerla. Poco después estaba haciendo las pruebas de admisión”.

Desde el primer día que llegó a la universidad se involucró y no ha parado. Además de tener un expediente académico brillante y una beca de excelencia de la Comunidad de Madrid, todavía le sobra tiempo para ayudar a sus compañeros de clase e, incluso, de otros cursos, colaborar con el claustro docente y dedicarse a la tarea investigadora. Además, junto con otros compañeros, crearon un Seminario de Lecturas “para charlar sobre las cuestiones más importantes de la vida”. Es trilingüe en español, inglés y alemán. Ha viajado a Grecia con la UFV “para pisar la cuna de Occidente”, y el mes que viene representará la Universidad Francisco de Vitoria en el Global Village, un curso de seis semanas en la estadounidense Universidad de LeHight.

Es una persona muy activa, decidida y con ganas de aprender y aportar cosas a la sociedad y al mundo en general. “Ahora estoy haciendo prácticas en una multinacional americana, una corredora de seguros, en el Departamento de Riesgo Político. Estoy aprendiendo sobre el mercado asegurador en general, sobre operaciones de exportación, sobre la cotización de riesgos y a negociar”, explica Tabea.

A pesar de todo, es una persona muy humilde. “No me lo esperaba. ¡Pero si sigo pensando que a lo mejor se han confundido!”. “Me siento increíblemente honrada y agradecida”. Para Tabea todo se consigue con esfuerzo. “Disciplina, más de un sacrificio y el apoyo de mi familia y amigos han hecho que llegue donde he llegado”.

Más información: www.ufv.es