UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

La Cátedra se dedicará al desarrollo de , y a la formación de y gestores especializados en

La Universidad de Cádiz y la empresa biofarmacéutica Curaxys presentaron esta mañana la nueva Cátedra Curaxys, que tiene como objetivo fomentar y facilitar la investigación en biotecnología dirigida a la producción de proteínas terapéuticas biosimilares*, con vistas a su aplicación clínica como medicamentos, además de formar a investigadores, tecnólogos y profesionales de Ciencias de la Salud en la aplicación clínica de los conocimientos biotecnológicos.

El rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales, y el consejero delegado de Curaxys, Manuel Esteban, han firmado esta mañana el convenio de colaboración en el aulario La Bomba de la UCA, donde la directora de la Cátedra Curaxys, Carmen Castro, ha realizado una presentación pública.

Sales resaltó la relevancia de este proyecto para la sociedad de Cádiz, al estar liderado por un prestigioso científico gaditano, y también porque ha logrado unir en la cátedra “los conocimientos de varios grupos de investigación en Biomedicina como instrumento al servicio social, a través de la formación, la investigación y la transferencia de resultados”.

Esteban recordó que Curaxys desarrollará en El Puerto de Santa María un centro biofarmacéutico y una planta de producción de inyectables. Un relevante proyecto, cuya principal característica es el valor añadido a los productos naturales con los que trabajan, como aceites o azúcares, que utilizarán para los medicamentos biosimilares. El portavoz de la empresa señaló que la Cátedra integra “todo lo bueno de la Universidad y de Curaxys, con el apoyo de la agencia IDEA y la Fundación de Biomedicina”.

La directora de la Cátedra, la profesora Carmen Castro, explicó que “las proteínas terapéuticas son fármacos de naturaleza biológica que se han utilizado en los últimos años para el tratamiento de enfermedades como la diabetes, el cáncer, el lupus o la fibrosis quística”. Se encuentran en esta categoría sustancias como la insulina, tan conocida por su papel en el tratamiento de la diabetes; el interferón, que se utiliza para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, o “el rituximab para el tratamiento del lupus o la eritropoyetina, también conocida como EPO que se está usando para el tratamiento de la anemia de origen renal”.

De igual forma, Castro recordó que “estos fármacos son muy caros y constituyen, a veces, el único tratamiento existente para las enfermedades de este tipo”. La causa del elevado coste de estas sustancias se debe al complejo proceso de producción. Sin embargo, la solución podría llegar pronto, “ya que las patentes de estos fármacos empiezan a extinguirse y se puede comenzar a producir proteínas biosimilares, con procesos biológicos más innovadores y competitivos”.

Al contrario que los medicamentos de naturaleza química, la producción de estas sustancias biológicas es costosa y no es sencilla, al tener que producirse dentro de un organismo vivo, por lo que requiere de complicadas herramientas biotecnológicas. Así, la producción de este tipo de biogenéricos plantea un importante desafío tanto para la empresa como para la institución universitaria.

En materia de Formación, está prevista la creación de una beca de investigación predoctoral, que tendrá cuatro años de duración, para la realización de una tesis doctoral en el campo de la biotecnología aplicada a las proteínas terapéuticas. Igualmente, se pretende crear un Máster Oficial en Biotecnología, aunque “antes nos hemos propuesto la creación de un Título Propio de Experto en Biotecnología, con un enfoque claramente empresarial”. Mientras que se van cumpliendo estos objetivos, “a corto plazo colaboraremos con el Máster Oficial en Biomedicina”, matizó la profesora Carmen Castro.

La Cátedra Curaxys inicia su actividad innovadora con un equipo de investigadores pertenecientes a la empresa Curaxys S.L. y a un Comité Científico constituido por miembros del departamento de Biomedicina, Biotecnología y Salud Pública de la UCA, área dirigida por el catedrático Jesús Manuel Cantoral.

Proteínas terapéuticas de origen biológico

La empresa de base tecnológica Curaxys S.L. está especializada en la producción de proteínas terapéuticas de alto interés para la salud pública. Sus procesos de biología molecular son altamente competitivos y están basados en el desarrollo de sistemas de expresión, cultivos celulares industriales, extracción y purificación de proteínas. Para llevar a cabo estas actividades, Curaxys S.L. tiene previsto invertir 40 millones de euros en la construcción de un centro tecnológico y una planta biofarmacéutica y de producción de inyectables.

La compañía, ubicada en TecnoBahía, espera poder disfrutar de las nuevas instalaciones en la segunda mitad de 2012 y crear 90 puestos de trabajo directos y 270 indirectos. Esta iniciativa empresarial está apoyada por el Plan de Acción de Bahía Competitiva (Agencia IDEA, Junta de Andalucía) y el Plan de Reindustrialización de la Bahía de Cádiz, patrocinado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

*Proteínas de recombinación, anticuerpos monoclonales o ácidos nucleicos equivalentes a un terapéutico original que se pueden manufacturar tras la expiración patentaria. Fármacos con patentes extinguidas, procedentes de la proteína, no químicos, como la insulina, la hormona Epo y la hormona del crecimiento, entre otros.