UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El pamplonés Javier Elizalde señala en su tesis que el precio de la entrada y la película exhibida son las principales fuentes de competencia entre salas

“Las dos principales fuentes de competencia entre salas de son el precio de las entradas y la película que se exhibe”. Así lo ha señalado el profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra Javier Elizalde en su tesis doctoral.

El refleja que la ubicación es otro de los factores que más influyen en el sector. Así, un aumento del precio en un 1% reduce la asistencia a una película en un 2,3%, mientras que si el incremento lo realiza otro cine que está a menos de dos kilómetros de distancia, éste produce un incremento en la asistencia del 2%.
En cuanto a la exhibición de películas en otras salas, Javier Elizalde ha demostrado que la asistencia a una película se reduce en un 23% si un cine ubicado a menos de 5 kilómetros exhibe la misma película, mientras que si el cine se halla entre 5 y 10 kilómetros de distancia la reducción en la asistencia es del 15%. De este modo, “se puede concluir que la asistencia a una película depende principalmente del precio de la entrada, de la película y de la ubicación del cine”, destacó.

Guipúzcoa, Navarra, La Rioja y Valladolid, provincias con más público en el Norte

El profesor de la Universidad de Navarra subraya en su trabajo además la gran transformación que ha sufrido este sector económico. “Es cada vez mayor la competencia que sufre por parte de otros medios de visión de películas (como internet, canales de cine en televisión y alquiler de DVD’s), pasándose de los 146 millones de espectadores en 2001 a los 110 millones en 2009, según cifras del Ministerio de Cultura”.
Asimismo, dentro del propio mercado se ha vivido un cambio en la estructura. Se han cerrado un gran número de salas de cine y se han abierto cines de última generación con un elevado número de pantallas, generalmente en centros comerciales. En concreto, el número de cines ha bajado de 1.298 en el año 2000 a 851 en 2009 mientras que el número de pantallas ha aumentado en ese periodo de 3.500 a 4.082.

En el caso de Pamplona, este cambio no ha sido tan drástico como en otras capitales, a pesar de haberse cerrado algunas salas y abierto otras de multicines, ya que en ciudades como Gijón y Oviedo se han llegado a cerrar cinco salas de exhibición durante los últimos diez años. Finalmente, explicó que en la zona norte de España, donde el estudio ha sido aplicado, las provincias con mayor asistencia a cines son Guipúzcoa, Navarra, La Rioja y Valladolid.