UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

Es obra de , catedrático de por la Universidad de Valencia y se ha editado en colaboración con la

“Evolución. Puente entre dos ” es el título del último publicado por la Universidad Pública de Navarra en colaboración con la editorial Laetoli, una obra escrita por el biólogo y filósofo valenciano Andrés Moya que pretende acercar la y el a través de la . Este libro, que hace el número 15 de la colección “Las dos ”, ha salido a la venta a un precio de 22 euros.

La ciencia ha llevado al hombre muy lejos y está en disposición de ofrecer planteamientos racionales y convincentes sobre el origen y evolución del universo, la materia, la vida y el hombre. Pero la ciencia no es solamente un conocimiento positivo. Este libro, según mantiene su autor, pretende sugerir los elementos de un pensamiento biofilosófico y también de una biología teórica, así como formular un lugar de encuentro natural entre las ciencias más fundamentales, las sociales y las humanidades. Y ese lugar de encuentro es la teoría de la evolución.

El libro arranca con la metáfora de un puente, con un tipo de cultura a cada orilla (ciencia y humanismo) que por siglos ha separado a científicos de humanistas en el desarrollo de sus pensamientos en torno al origen y la naturaleza de las cosas y, particularmente, del universo, la vida, el hombre y la mente. Andrés Moya propone una vía de síntesis en que ciencia y humanismo confluyan, una vía que se sirve de la evolución biológica como lugar natural de encuentro entre las ciencias físicas, las ciencias de la vida, las ciencias sociales y las humanidades, “porque la vida en su despliegue vincula indefectiblemente a todas ellas, obliga a la puesta en común, a la reflexión conjunta”.

El autor establece que ese lugar de encuentro es la teoría de la evolución, de Charles Darwin, y lo explica al afirmar que bajo la metáfora de que la biología es un excelente puente para conciliar las culturas científica y humanística, la teoría evolutiva es la moneda fundamental para llevar a cabo esa labor de acercamiento. Constituye, en opinión de Moya, su punto natural de encuentro.

El libro subraya la importancia para el pensamiento de la teoría científica de la evolución y su alcance en muchos ámbitos más allá de la ciencia. En definitiva, se trata de estudiar la vida desde múltiples perspectivas, lo que sugiere un planteamiento de una biofilosofía que acerque las culturas.

Andrés Moya (Valencia, 1956), doctor en Biología y Filosofía, es catedrático de Genética en la Universidad de Valencia. Su actividad científica e intelectual se sitúa en los campos de la genética, la evolución y la filosofía, con importantes aportaciones en las áreas de evolución experimental y genómica evolutiva, siendo la teoría evolutiva y el alcance del pensamiento evolutivo el núcleo central de toda su actividad investigadora.