UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Las y Natalia Mambrilla expusieron la idea en Shanghai, en el congreso más importante del mundo sobre termoelectricidad

Un proyecto de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra para climatizar espacios habitados emplea termoelectricidad, una tecnología procedente del ámbito y militar, donde los factores de fiabilidad y escaso mantenimiento son fundamentales. El objeto de la investigación es determinar de qué manera se pueden conjugar estos valores con la integración de energías renovables en la edificación.

Los investigadores van a cuantificar la capacidad de respuesta de este sistema aplicándolo a un prototipo. Evaluarán los costes energéticos y económicos del sistema considerando su instalación en un edificio de viviendas. Para ello, han instalado un módulo prefabricado en el campus, a modo de local habitado, que monitorizarán durante un año.

Presentación del proyecto en Shanghai

Las investigadoras de la Sección de Instalaciones y Energía de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra María Eguaras Martínez y Natalia Mambrilla Herrero viajaron recientemente a Shanghai (China) para presentar la idea en el congreso más importante del mundo sobre termoelectricidad.

Además de estas doctorandas, el equipo de investigación está formado por los profesores de la Escuela de Arquitectura ( principal) y Joaquín Torres, responsables del proyecto y de la integración de la solución final en la arquitectura; Javier Bada, director del de Edificación, que coordina los trabajos de montaje de los sistemas eléctricos y de control; Alejandro Rivas y Juan Carlos Ramos, profesores del Área de Ingeniería Térmica y de Fluidos de la Escuela de Ingenieros, que validarán las simulaciones térmicas y de funcionamiento del sistema; y Bienvenido León, profesor de la Facultad de Comunicación, que se encargará de divulgar los resultados del trabajo.