UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

El equipo Aeronaval de estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la UPM logra el primer en la Académica Europea de Diseño de Ekranoplanos.

La final de esta competición académica europea se celebró en el Canal de Ensayos Hidrodinámicos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid.

Fueron precisamente estudiantes de esta Escuela, con su prototipo “Aeronaval”, los ganadores del concurso de diseño de Ekranoplanos, en el que han participado cerca de treinta equipos de universidades de España, Reino Unido, Italia y Turquía. Reciben el reconocimiento de su esfuerzo, además de 2.000 euros con los que está dotado el primer premio.

El jurado valoró el tamaño y la capacidad de vuelo de este ekranoplano que consiguió dar saltos de hasta ocho metros. Pero a la final, accedieron otros cuatro equipos más. Entre ellos, “Isis Termotécnicos”, también de la ETSI Navales de la UPM, que mereció el segundo premio, e “Ira Marina Team”, de la ETSI Aeronáuticos de la UPM. El tercer puesto quedó desierto, mientras que el cuarto premio lo recibieron, con carácter conjunto, el equipo Mast Newscastle, de la School of Marine Science and Tecnology de la Universidad de Newscastle, y Ekranoqué, de la ETSI Navales de la UPM.

El Canal de Ensayos Hidrodinámicos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la UPM tiene una longitud de 100m, una anchura de 4m y, una profundidad de 2,5 m. Allí, los cinco diseños de ekranoplanos fueron remolcados para comprobar que eran capaces de volar en las condiciones teóricas presentadas en los proyectos.

El jurado, formado por especialistas internacionales en el diseño de estas embarcaciones, valoró la capacidad de vuelo y el tamaño de las aeronaves.

Esta competición internacional de estudiantes organizada por la Universidad Politécnica de Madrid, se enmarca dentro de las actividades del proyecto PROMAR (PROmoting Marine Research Careers) de la Unión Europea, que pretende fomentar en los estudiantes la investigación y la en el sector de la tecnología marina.

La competición comenzó en febrero de 2010. Su objetivo es difundir la existencia de los ekranoplanos, unas peculiares embarcaciones que vuelan a baja altura y alta velocidad sobre el agua, utilizando el efecto suelo.