Teresa Gelardo Rodríguez, licenciada en Derecho por la Universidad de Valencia y doctorada por la UPNA, ha sido premiada con el Premio Defensa 2010 en la modalidad de trabajos de investigación por su trabajo “La tesis de la paz democrática y el uso de la fuerza. Discusión sobre el supuesto liberal en la legitimación de las intervenciones internacionales”. El premio, cuya fecha de entrega todavía se desconoce, consiste en una dotación económica de 9.000 euros y una figura de bronce de Miguel de Cervantes.

La tesis analiza la existencia de una importante regularidad en las relaciones internacionales: la denominada tesis de la paz democrática, según la cual los Estados democráticos no se hacen la guerra entre sí. Esta interpretación consideraría en última instancia que la razón real de la promoción de la democracia no ha sido otra que la extensión de la paz entre los países, debido a su fuerte vinculación con la paz tanto a nivel doméstico como internacional. “En ese sentido -explica Teresa Gelardo-, los sistemas democráticos tendrían una tendencia intrínseca a producir ordenamientos estables en la medida en que las luchas de poder y los conflictos son canalizados por medio de normas e instituciones políticas, así como por el desarrollo de mecanismos no violentos de resolución de conflictos”.

Sin embargo, la autora de la investigación pone de relieve que la tesis de la paz democrática, que se presenta principalmente como una hipótesis de paz, “ha sido utilizada también para justificar intervenciones armadas, como se mostró recientemente en la guerra de Irak. En ese caso, esa deriva no pareció una consecuencia descabellada sino más bien su evolución natural: Si la meta de las naciones no es otra que la paz perpetua kantiana, ¿por qué no hacer un esfuerzo bélico transitorio para eliminar los gobiernos autocráticos y acelerar el proceso?”

El recurso al uso de la fuerza

El estudio que ha llevado a cabo desvela que esa posible contradicción o doble faz es inherente al liberalismo como teoría política desde sus inicios. El liberalismo se ha percibido a sí mismo como esencialmente pacifista, negando el hecho de la guerra y atribuyéndolo a un fenómeno propio de sociedades no civilizadas y déspotas. “La tesis de la paz democrática adolece de esa misma limitación -indica la autora- y a pesar de que en la actualidad esta tesis está produciendo una transformación velada en el régimen jurídico internacional del uso de la fuerza, no resuelve ni explica el hecho de la guerra”. Como ejemplo práctico, en su trabajo ha examinado el caso de Haiti y la actuación de Naciones Unidas para restaurar el gobierno democrático de Bertrand Aristide en 1991. Entonces, por primera vez el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que autorizaba el uso de la fuerza para restaurar una democracia porque la situación política interna de Haití constituía una amenaza para la paz internacional.

Como última parte del trabajo ahora premiado, Teresa Gelardo expone la teoría del orden internacional como clave para entender la discordancia entre el liberalismo teórico (que niega la guerra) y el liberalismo político (que hace la guerra). “Lo que viene a decir esta teoría es que si el orden actual está basado en la democracia y en los derechos humanos, una amenaza a dichos principios por parte de terceros legitimará siempre el empleo de la fuerza armada para evitar el aniquilamiento o desaparición de dicho orden”.

Teresa Gelardo realizó los estudios de doctorado en Sociología en la UPNA. Su tesis doctoral fue dirigida por los profesores del Departamento de Sociología, Ignacio Sánchez de la Yncera y Marta Rodríguez Fouz, y obtuvo la calificación unánime de Sobresaliente cum laude. Ha realizado estancias de investigación en la Biblioteca Nacional de Francia y en el Instituto de Estudios Legales Avanzados de la Universidad de Londres. Es autora del libro La política y el bien común y autora de varios artículos. Desde hace dos años reside en Boston, donde finalizó su tesis en la Widener Library de la Universidad de Harvard, institución donde el próximo curso empezará su período post-doctoral.