Antonio Cano Videl es Catedrático de de la Universidad Complutense de Madrid. Doctor en y Premio Extraordinario de Licenciatura, su investigación se ha centrado en la Ansiedad y el Estrés y en las relaciones entre emoción y salud. Ha publicado casi un centenar de trabajos, más de cincuenta artículos en revistas, más de una veintena de libros y monografías, es editor y director de la revista Ansiedad y Estrés y miembro del Consejo Editorial de Psycology in Spain o Clínica y Salud entre otras. Su obra más conocida: Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad (ISRA) ha sido traducida a varios idiomas y está siendo adaptado en varios países.

Un largo trabajo desde que empezara a dar clase hace ya 24 años. Hoy nos responde a algunas preguntas sobre su trabajo y los temas en los que lleva tanto tiempo investigando.

¿Por qué se interesó por la psicología?

Porque me gustaron algunos libros y revistas que había leído sobre psicología clínica.

¿Cuál ha sido su mejor y peor momento como profesor?

Ha habido mucho buenos momentos y es difícil seleccionar el mejor. Quizás el mejor momento sea cuando conseguí ser profesor titular o catedrático. En cuanto a los malos, las evaluaciones negativas, que al final fueron positivas.

¿Y cómo alumno?

El mejor como alumno, cuando me dieron la beca de Formación de Personal Investigador. El peor, en un examen que estuve a punto de suspender, aunque al final saqué matrícula de honor.

Desde su punto de vista, ¿qué le falta a la Universidad, cómo se podría mejorar?

A la Universidad le falta el reconocimiento de sus alumnos que no saben valorar la oportunidad que tienen, ni el gasto económico que realiza la sociedad para mejorar su futuro.

Está especializado en la ansiedad, estrés e ira, ¿por qué se ha centrado en éstas para su investigación?

Porque las emociones son la sal de la vida. Sin ellas nuestra vida sería como la de autómatas y sin colores, ni pasiones.

“Desde que existe la SEAS el gran público ha mejorado mucho su información”

Antonio Videl es el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), que lleva desde 1995 difundiendo los problemas de estas enfermedades así como formando e investigando en este ámbito.

Es presidente de la SEAS, ¿Cuáles son los hitos más importantes que a su juicio han conseguido?

Llegar a ser una sociedad científica de referencia en nuestro país y haber creado y mantenido una de las revistas científicas de psicología más importantes en nuestra disciplina. Destaco también los ocho congresos internacionales y las dieciséis reuniones nacionales.

Uno de sus objetivos es difundir a nivel social los conocimientos sobre estos problemas, durante estos 17 años ¿ha visto usted cambios en la preocupación de la sociedad sobre el estrés y la ansiedad? ¿Cuáles han sido?

Sí, desde que existe la SEAS el gran público ha mejorado mucho su información, conocimiento e interés por la ansiedad, el estrés y las emociones en general. Ha sido una labor en la que han confluido muchos agentes y factores, pero entre ellos la SEAS ha puesto también su granito de arena; por ejemplo, en los últimos doce años nuestra Web ha recibido casi quinientas mil entradas.

Los trabajadores de la construcción, del metal, banca y administración y servicios sociales son los más afectados por el estrés

Actualmente usamos expresiones como “estoy estresado” en muchas ocasiones, pero queremos profundizar más en un problema que afecta a gran cantidad de personas actualmente y que no es tan banal como pueda parecer.

Actualmente acudimos con facilidad a decir que estamos estresados, pero ¿cómo se puede reconocer realmente que se sufre de estrés y/o ansiedad?

Decimos que una persona está estresada cuando está sobrepasada por las demandas de algunas situaciones, que superan a sus recursos para afrontarla; en cuyo caso, se habrá producido alta activación fisiológica y algunas emociones negativas, como la ansiedad o la ira. Podemos, por tanto, reconocer algunos síntomas que van a producir el estrés, la ansiedad y la alta activación fisiológica, como son el insomnio, o las alteraciones de nuestro sistema cardiovascular, digestivo, dermatológico, inmune, etc.

Una noticia reciente dice que el estrés laboral es causa del 60% de las bajas laborales en Europa, ¿cuáles son los motivos que lo originan?

Son varios factores los que contribuyen a una alta incidencia del estrés laboral sobre los trabajadores, como son una mala prevención de riesgos laborales en general (seguridad, factores ambientales, puesto de trabajo, carga física, carga mental) y de los factores psicosociales en particular (comunicación, relaciones, estatus del puesto, autonomía, promoción, participación, tiempo de trabajo, conductas violentas, etc.).

¿En qué profesiones o ámbitos es donde más se producen?

Los trabajadores de la construcción tienen más problemas relacionados con carga física, temperatura /humedad y riesgo de accidente. Los de banca y la administración tienen más problemas relativos a diferentes aspectos psicosociales y carga mental. Los del sector del metal y servicios sociales presentan molestias de ambos tipos.

¿Qué medidas preventivas se pueden tomar contra ella?

Las empresas están obligadas por ley a hacer planes de prevención de riesgos laborales que sean específicos para sus trabajadores. Para ello deben contar con técnicos de prevención que son los encargados de realizar la investigación y el plan concreto adaptado a cada caso. Existen una gran diversidad de riesgos y, por lo tanto, de medidas preventivas a tomar; no obstante, todos los trabajadores deben tener información, formación y habilidades para la prevención de los riesgos que deben afrontar.

¿Cómo se tratan desde la Sanidad Pública?

Estos temas dependen más del ministerio de trabajo que del Ministerio de Sanidad. Aquél lleva a cabo y promueve labores de investigación sobre riesgos laborales, como las encuestas epidemiológicas, especialmente a través del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene del Trabajo. También promueve la legislación en materia preventiva y vigila a través de la inspección del trabajo su cumplimiento. Las mutuas patronales y sociedades de prevención son organismos encargados de la salud laboral y los riesgos del trabajo, que están a medio camino entre la administración pública y las empresas.

“Casi un 50% de los profesores de secundaria sufre con frecuencia e intensidad el estrés laboral”

El estrés se asocia a muchos aspectos de la vida universitaria y docente, por lo que merece darle un espacio porque quién más y quién menos ha tenido algún momento estresante

Docentes o estudiantes, ¿quién sufre más de estrés? ¿o son formas diferentes de sufrirlo?

Sufren más estrés los profesores de secundaria. En este colectivo, casi un 50% de los trabajadores sufre con frecuencia e intensidad el estrés laboral. Es una de las profesiones más estresadas hoy en día. Para los estudiantes se estima que entre un 15-25% presenta altos niveles de ansiedad a los exámenes, que es seguramente el estresor más importante de los estudiantes.

Actualmente hay muchas noticias relacionadas con el estrés en los docentes, ¿cómo cree que se podría prevenir?

La sociedad debería replantearse muchos temas sobre el cambio social que se viene produciendo desde el nacimiento de nuestra democracia actual. Entre ellos, uno de los más importantes es la educación. España está fracasando con su sistema educativo a nivel de rendimiento académico. Además, los profesores no tienen autoridad en clase para que haya silencio en el aula y puedan hacer su trabajo; menos aún, para educar y poner normas; algo que tampoco hacen los padres en muchos casos. Muchos padres, en lugar de apoyar a los maestros que educan a sus hijos, les amenazan o los agreden. En medio de tantas presiones, muchos profesores sucumben al estrés, la ansiedad y la depresión.

Momentos de estrés al empezar la carrera y al acabarla, ¿en qué momentos cree que los universitarios tienen más riesgos de caer en el estrés?

Al comenzar la carrera hay estrés por el cambio de institución educativa, que supone mayor demanda, y en algunos casos fracaso en el rendimiento. También puede haber otros problemas de adaptación al nuevo medio social, que pueden provocar aumento de la ansiedad de evaluación (exámenes) y social (los cuáles a su vez pueden acarrear un incremento del consumo de sustancias, o problemas de alimentación en chicas).

Al terminar la carrera, el estrés es un problema de toma de decisiones, de incertidumbre ante el futuro, que si no se resuelve puede llevar a la apatía, inactividad, el fracaso o la no consecución de objetivos, e incluso a alguna depresión.

¿Alguna técnica para enfrentarse a los exámenes, de cara a los que aún les queden o tengan que repetir alguna asignatura?

Recordar que la ansiedad puede ayudarnos si la manejamos nosotros, pero nos va a generar problemas de concentración si nos domina ella. Para controlar la ansiedad es importante centrar nuestra atención en el estudio y no en los síntomas de nuestro nerviosismo. También hacer vida sana. Para un listado más exhaustivo, véase la siguiente url: http://www.ucm.es/info/seas/ta/preven/index.htm

Entrevista realizada por

Colaboradora de Actualidad Universitaria