La Universidad de Navarra ha editado el primer informe de Responsabilidad Social, fruto del análisis realizado por un equipo interdepartamental que ha trabajado a lo largo de los últimos meses. Este informe tiene carácter preliminar y se ha centrado en una tarea de diagnóstico, que será desarrollada en sucesivas ediciones.

Con estas premisas, el documento se estructura en diez grandes áreas para el compromiso. Cinco de ellas tienen que ver con algunos de los grupos de interés de la Universidad: alumnos, profesionales, graduados, Navarra y la sociedad en general. Otros tres influyen sobre la actividad principal de la institución: docencia, investigación y transferencia. Los restantes tratan de dar soluciones a dos dimensiones esenciales de la responsabilidad social: el medio ambiente y la sostenibilidad.

Esta estructura responde a la idea de que la responsabilidad social de una universidad no radica sólo en sus actividades solidarias y en el cuidado del medio sino que impregna de algún modo todas y cada una de sus actividades cotidianas, el esfuerzo de profesores, investigadores, profesionales y estudiantes por poner la ciencia y los conocimientos al servicio de la sociedad.

Desde el punto de vista metodológico, el análisis se apoya en las recomendaciones y prescripciones del Global Reporting Iniciative (GRI), centro colaborador del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), responsable del principal estándar mundial en materia de Responsabilidad Social. Se ha adoptado la última versión disponible de esta guía, identificada como GRI G3. A los indicadores establecidos por el GRI G3 se suman otros desarrollados por la propia Universidad con el objetivo de dar cuenta de su actividad docente e investigadora, y de otras singularidades propias de su naturaleza.

Esta primera edición del informe recoge solamente la actividad del campus de la Universidad de Navarra en Pamplona en los aspectos económico, medioambiental y social durante el curso 2008-2009; no incluye la Clínica Universidad de Navarra, como tampoco los campus de Barcelona, Madrid y San Sebastián.

Un espacio ciudadano para el disfrute del arte y la cultura

Este informe, además de recoger algunos datos de diagnóstico, mira también al futuro. Concretamente, se recogen algunos de los puntos contenidos en el Proyecto Horizonte 2015, que nace en el marco de la convocatoria “Campus de excelencia internacional”, promovido por los Ministerios de Educación y Ciencia.
Ese Proyecto refuerza la cultura socialmente responsable de la Universidad de Navarra, ya que recoge objetivos de medio y largo plazo en varios ámbitos. En el terreno de implicación social y medioambiental, Horizonte 2015 señala el objetivo de un campus sostenible y con cero emisiones de C02, planteado como un verdadero espacio ciudadano para el disfrute del arte y la cultura a través de las actividades de un nuevo Museo de Arte Contemporáneo.

La memoria de Responsabilidad Social está a disposición de todos los interesados en formato electrónico en la página web de la Universidad de Navarra (www.unav.es/rs/informepreliminar.pdf).