UNIVERSIDAD DE

– Así lo indicó Ángel Iriarte, delegado de , quien recordó en la Universidad de Navarra que 4.000 familias de la perciben la renta básica

“Con la , personas que estaban en situación de vulnerabilidad han pasado o están en gravísimo riesgo de pertenecer al grupo de los excluidos -entre los que se encuentran los “sin techo”, mujeres con problemáticas graves, inmigrantes recién llegados…-. Si se puede hablar de un nuevo rostro de la , se trataría de un joven, con menores a su cargo, que se ha quedado sin y ha perdido su o está en puertas de que esto ocurra”. Así lo indicó Ángel Iriarte, delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela, con motivo de su participación en el VII Curso de Actualización del () de la Universidad de Navarra.

Como dato significativo, recordó que en mayo de 2010 casi 4.000 unidades familiares en la Comunidad percibían la renta básica. Asimismo, de acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística en 2009, apuntó que el 6,50% de la población foral vive bajo el umbral de la pobreza relativa, frente al 19,5% de la totalidad de España. No obstante, advierte de que este dato “puede resultar engañoso, ya que está tomado en referencia a los ingresos, inferiores a los de Navarra”.

Incremento exponencial de la solicitud de ayuda

Ángel Iriarte apuntó que la recesión se ha traducido en Cáritas en “un incremento exponencial de las solicitudes del Servicio de Acogida. Cada vez hay más demanda de trabajo, asistencia sobre problemas de vivienda, ayudas económicas, orientación -porque nunca se había estado en esta situación-…”. Como respuesta, explica que la organización ha aumentado las bolsas económicas y se ha creado un fondo para la crisis. “En un primer momento creció la solidaridad. El problema es que este periodo se va extendiendo en el tiempo y es difícil mantener los niveles iniciales de respuesta”, puntualizó.

“No es misión de los ciudadanos ni de las organizaciones civiles -continuó el delegado de Cáritas- realizar el papel que corresponde a las Administraciones Públicas, que deben garantizar a todos y a cada uno, al menos, los mínimos vitales. Pero no se puede dejar todo a las Administraciones”. Así, apostó por que la sociedad civil tenga iniciativa en ámbitos como la cultura, el deporte, el ocio o la solidaridad: “Si sólo se hace aquello que subvenciona la Administración, la ciudadanía corre el riesgo de desaparecer”.

Ángel Iriarte impartió una conferencia bajo el título “La y personal ante los y marginados” en el VII Curso de Actualización del ISCR de la Universidad de Navarra. En la actividad, que se inauguró el miércoles 25 de agosto participaron más de 150 personas de España, Alemania, Holanda y Colombia.