UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Fernando Plata, profesor de Colgate University (EE. UU.), intervino en el curso de verano sobre el escritor organizado por la Universidad de Navarra

Según Fernando Plata, profesor de Colgate University (EE. UU.), “resulta difícil saber” qué diría Francisco de de la sociedad actual. No obstante, se le imagina “como un intelectual comprometido con lo que ocurre a diario, desde la columna de un periódico, o un blog, o mejor aún como consejero de políticos influyentes o de algún partido”. Atendiendo a la faceta política del escritor, se figura que “se involucraría en multitud de temas de actualidad, desde la participación en la guerra de Irak, pasando por la económica, hasta la prohibición de las ”.

El experto hizo estas declaraciones durante el curso organizado por la Universidad de Navarra bajo el título “Quevedo: vida y obra”, y que se clausura hoy en el Palacio del Condestable.

Precisamente, para Fernando Plata, una de las claves por las que la obra de Quevedo continúa interesando en la actualidad es “su compromiso con la política de su tiempo, una era de crisis y decadencia, que llegó a pagar con su libertad, e incluso con su vida. Sigue gustando por su visión descarnada de la sociedad, por su aguda inteligencia y sensibilidad, que le lleva a un pesimismo y a un inconformismo propios de quien entiende que las cosas podrían ser mejor”. También destacó otros dos factores: “Su uso exquisito del lenguaje, su maravilloso conocimiento y manejo del idioma, sorprendente ya en su tiempo y hoy; y el humor, ya que la gracia, la picardía y el chiste quevedianos no han perdido nada de su sal”.

Aportación de la revista quevediana

El profesor de Colgate University reconoció que, si bien “buena parte de su producción es desconocida para el gran público e incluso para el público culto”, se le continúa estudiando en profundidad. En ese sentido, consideró “fundamental” la labor del () de la Universidad de Navarra, dirigido por el catedrático Ignacio Arellano: “El grupo lleva muchos años impulsando el estudio riguroso de Quevedo a través de la revista La Perinola, que aglutina a los mejores quevedistas de todo el mundo. Sus artículos y monografías dan a conocer documentos y obras perdidas, aplican nuevos prismas teóricos para profundizar en su comprensión, editan y anotan sus textos o examinan los contextos sociales y culturales”.

“Para los , la figura de Quevedo como escritor es compleja; fue un hombre muy inteligente y culto -lo cual se refleja en su literatura-, de gran exigencia para el lector actual”, continuó. “Plantea serios interrogantes. Por un lado, por la calidad de su lenguaje; por otra, por su posicionamiento en la sociedad, la política y la cultura de una época remota, que hace más complicado conocer y descifrar el sentido de su obra. Además, se enfrentó a problemas universales que preocupan hoy, como el efecto alienante del dinero, la cuestión judía, la recta forma de hacer política, la razón de estado, la relación entre el hombre y Dios, el tiempo o el papel de la mujer”, finalizó.