Un cierre por encima de 10.800 y unos puntos encima de la media de 200 diaria. Otra vez se anulan las divergencias bajistas diarias y con los puntos que se rescataron en subasta, que fue alcista llevando al Ibex de 10.796 a 10.835, nos dejan con la cabeza fuera del agua. Si este martes se abriera al alza podríamos ir a 11.200, de lo contrario funcionaria esta zona visagra de fundamental importancia. En 10.900 se encuentra la media de 50 semanal.

Está muy dificil operar por estas zonas, lo sabrá el que tiene inclinaciones alcistas o también bajistas. No está para tramos importantes, porque la sobrecompra de hoy y cómo no importaba para nada, no posibilitan operar a un ser humano, que tenderá a racionalizar los movimientos del índice y no podrá con estos movimientos.

No puedo deducir si rompimos resistencias o no, no lo veo fácil decirlo con alegría, prefiero esperar. El SP500 no superó 1130 y hay algunos pares de divisas que no dan señal, a pesar del euro-dolar en 1,31. Sin embargo hay que decir que el mercado está fuerte o que por lo menos, que no hay vendedores, que en definitiva son los mismos que los compradores, todos manos fuertes, asi que dependemos de su humor. No hay que pensar que “como siempre” porque la mayoría de las veces no es así y no hay que buscar excusas en ellos, pero cuando el mercado se queda solo con estos operadores, pasan cosas raras.

Seguimos sin romper la directriz bajista de volumen en gráfico diario y el mismo es bajo, por lo que persisten las dudas a pesar del precio. Si rompemos finalmente al alza con confirmaciones, la estructura es tan grande que habría que pensar muy ambiciosamente y eso es lo que todavía no me cuadra. Me mantengo expectante y con la media de 200 con pendiente negativa hay que ser cautos. Siempre habrá oportunidad de entrar en cualquier sentido.