El dato de provocó mucha volatilidad y alteró algo la estructura que teníamos. Estámos por encima de lo que estimábamos por lo que se pierde una racha muy buena de operaciones. Sin embargo, siguen vigentes conteos bajista, es más, ni siquiera hubo una divergencia que soporte el rebote. De hecho, el rebote, es muy pequeño para valorarlo como algo más. Pero hay que estar atentos porque quedamos en total equilibrio.

Quedó muy fácil para operar el lunes. Porque por arriba de la media de 50 puede aspirarse a más, y por abajo de los mínimos de hoy perderíamos soportes muy definidos y volveríamos a caer.

Queda una vela semanal muy impresionante para los alcistas, pero tan evidente que es para desconfiar. El volumen semanal, bajo.

El lunes es último día de mes y esperamos la vela mensual que no podrá ser alcista salvo un cierre por encima de 10.500, lo que parece mucho. La vela mensual es por ahora muy mala. No estaba para quedarse en mercado porque no había incentivo para nada, por lo comentado.