UNIVERSIDAD DE

Los medios como creadores de imagen y los textos religiosos en , temas de debate en Marbella

Los Cursos de Verano de la UMA en Marbella, han afrontado hoy su segundo día, con la presencia de especialistas de muy distintas áreas. Así, profesionales de la comunicación, estudiosos del y de la sostenibilidad de los territorios, así como investigadores de Egipto, han disertado hoy sobre muy diversos temas entre los que destacan: los textos religiosos en Egipto; la sostenibilidad y la competitividad de los territorios; el en Málaga; y los medios de comunicación como creadores de imagen.

La importancia de la Málaga barroca

La catedrática de la Universidad de Málaga Rosario Camacho, que ha participado hoy en el curso “Centro y periferia en las arquitecturas de España e Italia entre los siglos XVII y XVIII”, ha destacado la importancia de Málaga dentro del barroco andaluz. “Además del conjunto del camarín torre de la virgen de la Victoria, que es la gran aportación de Málaga al Barroco por ser una pieza singularísima, y la continuación de la catedral, Málaga destaca como provincia, ya que Antequera ocupa un papel primordial, sobre todo en el siglo XVIII, la época de las iglesias blancas y gongorinas, como la llamó el poeta Gerardo Diego”.

A pesar de esa riqueza patrimonial, la investigadora ha destacado lo mucho que se ha quedado a lo largo de los años por el camino. “Se ha perdido muchísimo en cuanto a patrimonio plástico, es decir, en escultura y pintura; en arquitectura se ha conservado más porque se ha restaurado más al tener otra función, sin embargo hay casos como el de Antequera, que conserva un patrimonio magnífico, porque no fue tan castigado como el de Málaga”.

Pero en su conferencia sobre “Málaga barroca”, Rosario Camacho no ha querido hablar sólo de arquitectura, sino también “picar un poco en lo que fueron las artes plásticas de esos momentos y en el jardín, un ámbito maravilloso donde se corresponden todas las artes, confluyendo no sólo la arquitectura y la escultura sino también la naturaleza, el agua, creándose unos espacios muy singulares que suelen ser los preferidos de los poetas… Hay páginas muy hermosas y muy hermosos jardines en Málaga”.
“La clave es la participación ciudadana”

“Innovación para la sostenibilidad y competitividad de los territorios” es el título de la segunda jornada del curso “Ciudad: Crisis y expectativas” que dirige Diego Vera.

Durante el día de hoy los asistentes han contado con la presencia del Ex consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, el abogado Juan Espadas.

La intervención de Espadas orientaba a la reflexión hacia la modificación que tienen que hacer las administraciones responsables de velar porque la ciudad avance hacia un desarrollo sostenible, hacia la mejora en la cohesión social y de la competitividad de los territorios.

La conclusión a la que se ha llegado con la sesión de esta mañana es que llevamos años trabajando en la planificación urbanística de las ciudades pero nos falta la capacidad de incorporar un compromiso mayor de la ciudadanía en la toma de las decisiones. Para cumplir este objetivo las administraciones no pueden simplemente aprobar normas sino que tienen que generar mayor capacidad para organizar la ciudad sobre la base de las demandas ciudadanas y orientarlas hacia elementos o criterios más sostenibles.

En un momento como este de crisis económica es necesario revisar nuestras propiedades y optar por un modelo de renovación y rehabilitación urbana que prime en los elementos de mejora de la gestión energética o en la mejora de la movilidad en el entorno de una ciudad y para eso los ciudadanos son la clave.

En la posterior mesa redonda han participado el economista Vicente Seguí, Vicente Granados, profesor de economía de la UMA y presidente del Observatorio del Territorio de Andalucía, y Manuel Zafra, profesor de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Granada y Exdirector General de Administración Local de la Junta de Andalucía.

“Apostar por una formación integral de los periodistas”

Justino Sinova, columnista del diario El Mundo y director de Máster de El Mundo ha participado en la segunda sesión del curso “Los medios como conformadores de la imagen” que dirige la periodista Carmen Gurruchaga.

El también profesor universitario Ha hablado de las imágenes públicas, de muchos protagonistas que son creados a partir de los medios de comunicación. Se ha referido principalmente a la labor de los periodistas y de los medios centrándose en la responsabilidad profesional, tan interesante y presente en nuestra realidad.

Sinova ha resaltado la necesidad de que los periodistas persigan la verdad, de que se actúe con objetividad que no es otra cosa que la voluntad de querer contar la verdad.
Es esencial que los profesionales de la comunicación no sean lacayos de partidos políticos ni de ideologías, que hagan un esfuerzo por ser veraces y servir al público que tiene derecho a conocer lo que pasa.

Los Medios de Comunicación son un vehículo de influencia pero son un poder limitado, al menos por la existencia de otros medios.

La llegada del periodismo a la Universidad le ha hecho mucho bien a la profesión. Cada vez hay mejores periodistas en España que son conscientes de su responsabilidad y tienen una formación notable; lo que se añora es una formación más integral de los periodistas porque esta profesión no solo es una técnica, es importante conocer la técnica pero sin una sólida formación personal no vale nada.

El viaje de los reyes egipcios al más allá

El curso “Egipto: 3.000 años de historia” ha continuado hoy con la intervención de José María Saldaña de la Calle, del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, que ha explicado los textos religiosos funerarios, mediante los cuales “el difunto rey, después de muerto, podía resucitar y unirse a su dios Ra”. Unos textos que primero “grababan en las cámaras funerarias de las pirámides, posteriormente los realizaban en los sarcófagos de madera, y finalmente en un papiro que sería el que les acompañaría definitivamente en el más allá”. Y es que el trabajo para ese viaje ultratumba comenzaba nada más coronarse el rey, un trabajo que incluía la grabación en la cámara funeraria de los textos que le servían para resucitar.

Según ha explicado Saldaña de la Calle, para quien debería equipararse el estudio de la mitología egipcia con la griega y la latina, hay dos textos que son fundamentales: el conocido como “Las palabras de la Cámara Secreta” y el llamado “Las puertas de la región del silencio”, en el que se narran las doce horas de periplo del dios Ra desde que el sol se pone por el oeste “hasta que a la mañana siguiente vuelve a salir transformado para iluminar de nuevo el sol diurno”.

Así idearon los antiguos egipcios, “fervientes creyentes en el más allá”, la forma de pasar al otro mundo, con la recitación de estos textos funerarios, que “no tienen ningún orden, ni ningún tipo de hilo conductor o narrativo, sino que sirven para determinadas funciones: para que el rey pueda transformarse en animales, espíritus y deidades, para que el rey pueda pasar con éxito por regiones y peligros, para que pueda ascender al cielo, presentarse a los dioses, reclamar su puesto y, finalmente, para ser coronado como gobernante en el más allá”.