UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El libro se compone de una serie de artículos críticos que, a través de diferentes puntos de vista, abordan sus poemas más significativos

El ha querido rendir un homenaje a la memoria de Olga Orozco en el décimo aniversario de su muerte. Para ello ha publicado un volumen que se titula ‘Olga Orozco. Territorios de fuego para una poética’. Está compuesto por diferentes artículos críticos que pretenden ser en conjunto un estudio exhaustivo de toda su obra.

Este estudio se incluye dentro de la colección ‘Escritores del Cono Sur’ y ha sido coordinado por Inmaculada Lergo Martín, profesora del departamento de Filología Integrada de la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla, quien le dedica un primer capítulo del libro a definir a la escritora y a su obra.

La obra ha buscado el equilibrio entre el acercamiento al trabajo de Orozco desde la perspectiva universal de cada lector, escritor, crítico o poeta que ha analizado a esta autora y la no ocultación de la persona que está detrás de las obras, es decir, a Olga Orozco.

El volumen se divide en tres bloques, un primer apartado que aborda las claves de su poética en referencia a su poesía. En segundo lugar analiza los libros de prosa de esta autora. E incluye, por último, un capítulo de testimonios personales de amigos y conocidos de Orozco que son muy valiosos porque dotan a esta obra de un acercamiento directo con la autora.

La homenajeada, Olga Orozco, poeta argentina nacida Toay, La Pampa, en 1920. es una de las voces fundamentales de la poesía escrita en español en el siglo XX. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos dentro y fuera de su país a largo de su dilatada carrera, entre ellos el Juan Rulfo de Poesía en 1998.

Si cada poema, dice Olga Orozco, es “un viaje deslumbrante”, Inmaculada Lergo asegura que el recorrido por la obra de esta alucinada poeta, que por méritos propios debe figurar entre los primeros nombres de la gran poesía hispánica y universal, será para cada lector un viaje iniciático del que no saldrá indemne, pues habrá sido tocado por el fuego que Olga Orozco ha robado de nuevo a los dioses.