UNIVERSITAT DE VALENCIA

Aparece en la ‘Perceptual and Motor Skills’ y lo ha coordinado la profesora María José Báguena

Los empleados españoles de instituciones o empresas públicas manifiestan mayores tasas de violencia psicológica en el trabajo en comparación con sus homólogos finlandeses. Así lo indica un estudio liderado por la que revela cómo el desgaste profesional, el y el son las principales quejas de los trabajadores.

“Comparamos la prevalencia del comportamiento disfuncional entre los empleados de instituciones públicas (de , instituciones penitenciarias, , , policía, residencias de ancianos, etc.) de dos ciudades muy dispares entre sí, Valencia (España) y Vaasa (Finlandia)”, explica María José Báguena, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad de Valencia. “Los resultados confirmaron nuestra hipótesis: los trabajadores españoles se quejan más”, ha afirmado la profesora.

Esta información, publicada por la del Ministerio de Ciencia e Innovación, apunta que los autores –científicos de la Universidad de Valencia y de la Universidad de Vaasa–, utilizaron el Inventario Psicosocial en el Trabajo (PWI, por sus siglas en inglés) para evaluar el desgaste profesional (burnout), el acoso psicológico en el trabajo () y el acoso sexual en 1.055 empleados españoles del sector público y en 1.979 finlandeses.

Los resultados, publicados en la revista Perceptual and Motor Skills, muestran que los trabajadores españoles tuvieron puntuaciones más altas que los finlandeses en todos los tipos de violencia psicológica, con la excepción del bullying. Pero, para los autores, la diferencia fue más grande de lo esperado.

“Aunque es posible que los resultados reflejen las diferencias culturales existentes, ya que los españoles son más proclives a la queja, los resultados reflejan la atmósfera laboral real en España”, subrayan.

Por sexos, los hombres finlandeses se quejaron de más conflictos en el trabajo que las mujeres. En España, los hombres y las mujeres se manifestaron por igual, salvo en relación al acoso sexual, donde las mujeres son la principal diana.

Según Báguena, “se necesitan más estudios que demuestren si estos resultados pueden generalizarse, o si sólo son el reflejo de un tipo particular de trabajadores”.

Grandes diferencias en

A principios del año 2000, para los trabajadores de los países de la (sin los nuevos Estados miembros), la prevalencia del acoso psicológico en el trabajo afectaba al 9% de los trabajadores. Asimismo, un estudio, realizado por Di Martino y cols. (2003), reveló las oscilaciones que aparecen en este 9% según el país.

Los porcentajes más elevados (entre el 15%-12%) aparecían en los países del Norte de Europa (Finlandia, Suecia, Holanda, Reino Unido) y los más bajos (5%-4%) en los del Sur (España, Grecia, Portugal). “Aunque en estas disparidades influyen las diferencias culturales, los resultados en España han empeorado”, apunta Báguena.

Mientras Finlandia es uno de los países nórdicos más reconocidos por su calidad de vida y pionera en el estudio de los comportamientos en el trabajo, España es considerada más rígida, carente incluso de palabras propias para bullying o burnout.