Esta sería la traducción literal de la feria del trabajo que se organiza en Bruselas este sábado dos de octubre. “Brussels Job Days”, edición “Europa” consiste básicamente en dejar el máximo número de CVs en un día a un número limitado de empresas, siempre relacionadas con una temática concreta; puede ser medio ambiente, nuevas tecnologías, etc., esta semana toca “Europa”, con una clara alusión a esa nube densa de lobbistas (grupos de presión) que “pululan” alrededor de las instituciones europeas para conseguir que su producto se venda o que su medicamento sea aprobado por los eurodiputados, por poner un ejemplo.

Resulta interesante confrontar esta iniciativa que organiza entre otros la Unión Europea con los problemas que hay hoy en día en Europa. Mientras que España se prepara para afrontar la “huelga más importante de la democracia” según los sindicatos, ETUC, la confederación de sindicatos europeos, prepara también para mañana una gran manifestación en Bruselas para quejarse de las medidas austeras que adoptan los gobiernos para salir de la crisis en la que estamos inmersos desde 2008. Ferias como los “Brussels Job Days” podrían ser de gran ayuda si de verdad sirvieran para algo. Sin embargo, según nuestra experiencia supone largas colas para dejar el CV, poco espacio para dialogar con las compañías, mucho bla bla bla y luego ná de ná , sobre todo porque la demanda de empleo es 10 veces más alta que la oferta. Quizás deberían impulsar medidas que no hagan perder el sábado entero a más de un parado ilusionado con la posibilidad de encontrar al “empleador” directamente, es decir, muchos pensamos que es la oportunidad de saltarse esa fase previa en la que se quedan la mayoría de los Curriculum y hacer una entrevista “en vivo y directo”, pero la realidad es muy distinta.

En términos generales, la idea es buena pero la ejecución no. El hecho de que estar parado o querer buscar un trabajo mejor no implica directamente que nos hagan perder nuestro sábado, ¿no es así? Quizás lo mejor sería un criba previa, es decir, una selección de CVs en las que se permita a los demandantes de empleo conocer a varios empleadores al mismo tiempo y que si ya se tiene un trabajo, tener la posibilidad de realizar entrevistas en sábado y a la vez, para no tener que pedir días libres en el mismo. ¿Por qué gobiernos y empresas consideran que por el hecho de estar parado ya se tiene tiempo libre para poder acudir a estas iniciativas que se inventan? ¿No sería más sencillo formar a todos/as para poder desarrollar las mismas iniciativas pero virtuales, a través de Internet? El portal universitario “Universia” desarrolló hace tiempo esta idea y desde luego, ahorra mucho tiempo. Es cierto, que al fin y al cabo tiene un parecido razonable con los portales de búsqueda de empleo pero al menos, sabemos que sí queremos mandar nuestro currículum a unas determinadas empresas lo podemos hacer ahí. También la idea de realizar estas ferias con un temática determinada, por ejemplo, “sector turístico” o “Europa” es buena idea. Muchas veces nuestros CVs no llegan porque no sabemos qué empresas trabajan en el mismo sector en el que queremos trabajar.

Supongo que después de leer este post muchos se queden con una sensación agridulce, de sí pero no. En realidad, eso es lo que pretendíamos conseguir porque la búsqueda de trabajo nunca es fácil y menos dentro de este contexto de crisis, huelgas y manifestaciones. Probablemente, esta feria cree más expectativas de lo que luego pueda suponer pero al final, hay que ir. ¿Qué otra cosa se puede hacer, además de enviar nuestro currículo por Internet?

Por sí queréis probar suerte, encontraréis toda la información relacionada con los “Brussels job days” pinchando en la foto.