UNIVERSIDAD DE JAÉN

El equipo de del que la Universidad de Jaén tiene en () ha descubierto numerosas momias, una mesa de ofrendas de gran tamaño, una estela y cerámica de uso ritual, en una de las tumbas de la necrópolis de Elefantina.

Desde hace más de tres semanas, un equipo multidisciplinar de la Universidad de Jaén está llevando a cabo la tercera campaña en la necrópolis de los nobles de Elefantina en Asuán. El profesor del Área de Historia Antigua de la UJA y director del proyecto, Alejandro Jiménez Serrano, anunció que, en concreto, “en la tumba número 33, una de las más grandes del cementerio y datada en el 1850 a.C., se ha descubierto una mesa de ofrendas de gran tamaño, numerosas momias”, una estela (monumento conmemorativo en forma de pedestal con relieves) y cerámica de uso ritual. En el exterior, se está excavando el gran patio que estaba cerrado por un gran muro de más de un metro de espesor tallado en la roca.

Jiménez Serrano añadió que en la vecina tumba número 34, “tras descubrir por completo una cámara de acceso, han comenzado la excavación del pozo, por el momento a tres metros de profundidad, que conducía a la cripta”.

El director del proyecto aseguró que trabajos dentro de las tumbas “son muy duros, ya que los investigadores tienen que soportar las altas temperaturas, la falta de ventilación y el polvo en suspensión”.

El equipo de geólogos, paralelamente, ha comenzado la consolidación de la tumba del gobernador Junes, que vivió hace más de cuatro mil años. De esta forma, se evitará el colapso de la tumba y salvar las importantes inscripciones, así como los bellos relieves que en ella se encuentran.

Este proyecto es uno de los más importantes que España tiene en el país de los faraones, tal y como demuestra el compromiso de las entidades financiadoras, entre las que están el Ministerio de Innovación y Ciencia, Ministerio de Cultura, Caja Rural de Jaén, la empresa Guillermo García Muñoz SL y el Grupo OCA.

Las investigaciones que se están llevando a cabo son el fruto de la colaboración de la Universidad de Jaén y del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, dirigido por el doctor Zahi Hawass.