UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La Universidad de Cantabria y lideran esta iniciativa pionera, que arranca con el apoyo del Gobierno regional y el Ayuntamiento de

La ciudad del futuro ha empezado a configurarse en Santander, escenario elegido, con el firme apoyo de la , para que los investigadores de la Universidad de Cantabria y de Telefónica I+D lideren la experimentación con las más avanzadas tecnologías móviles y aplicaciones de la próxima generación de la red Internet. El proyecto SmartSantander se inicia con la reunión de arranque que, entre ayer, miércoles, y mañana, viernes, se celebra en el Paraninfo, con la participación de medio centenar de expertos pertenecientes a los quince socios implicados en esta pionera iniciativa, cuyo objetivo final es mejorar la calidad de vida en los espacios urbanos. La plataforma está llamada a convertirse en uno de los ejes de soporte del Campus Internacional de Tecnología del Campus de Excelencia Internacional de la UC.

El encuentro fue inaugurado por el rector de la UC, , el alcalde de Santander, , y el consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota. Junto a ellos estuvieron el consejero delegado de , , y los responsables del proyecto: José Manuel Hernández, de Telefónica I+D, y Luis Muñoz, catedrático de Ingeniería Telemática de la UC. Todos los presentes valoraron el carácter innovador de SmartSantander, además de avanzar que los servicios que esta iniciativa pondrá a disposición de los ciudadanos cántabros tendrán que ver principalmente con el , aunque los beneficios concretos todavía están por definir entre los socios del consorcio.

La reunión de inicio contó con el apoyo visible de las instituciones cántabras implicadas y también de la Comisión Europea, que aporta una financiación de seis millones de euros al proyecto. Dos de sus representantes estuvieron presentes en el acto de apertura a través de una videoconferencia establecida con . Per Blixt, director de Unidad en la Dirección General de la Sociedad de la Información y Contenidos, y Georgios Tselentis, de la Unidad de Infraestructuras e Instalaciones Experimentales, destacaron el importante reto que supone SmartSantander y el carácter único de la capital cántabra como escenario de experimentación, “por su escala” y también por su “sólida base científica”.

EJEMPLO PARA OTRAS CIUDADES
El gestor europeo considera que el proyecto tiene “un buen punto de partida” pero recordó que queda “mucho trabajo por delante”, trabajo que desde la Comisión “se seguirá atentamente”. Por su parte, Tselentis destacó la “fuerte posición” de SmartSantander y el compromiso que han demostrado los socios del consorcio, especialmente los locales y regionales. También resaltó su “visión única”, al ser la primera vez que se desarrollará una instalación con este nivel de despliegue y realismo, y porque los propios ciudadanos serán los “testadores” de los servicios a desplegar “en un futuro no muy lejano”.

“Si tiene éxito, Santander será pionera porque servirá de programa piloto para otras ciudades inteligentes”, dijo Blixt. Es el caso de Aarhus, el segundo núcleo urbano más grande de Dinamarca y cuyo alcalde, Nicolai Wammen, ofreció su apoyo al proyecto cántabro a través de un vídeo proyectado ayer, tras las intervenciones de las autoridades. La ciudad danesa está implicada en SmartSantander a través de uno de los socios, el Instituto Alexandra. Wammen destacó los puntos de semejanza existentes entre los citados municipios y manifestó el interés de su comunidad por trabajar conjuntamente con Santander para avanzar en el diseño del modelo ideal de ciudad inteligente.

20.000 DISPOSITIVOS

Tras la sesión inaugural, la reunión inició su programa técnico con una serie de ponencias introductorias sobre los objetivos del proyecto, los recursos disponibles y las claves para su gestión y administración. Para las dos siguientes jornadas están previstas diferentes sesiones plenarias y grupos de trabajo que avanzarán en la planificación del proyecto. Así arranca la fase de diseño del software que soportará el sistema de ciudad inteligente, previa a la primera fase del despliegue de infraestructuras programado para junio de 2011 y cuya responsabilidad recaerá en la empresa cántabra TTI Norte.

Smart Santander es uno de los cinco grandes proyectos integrados aprobados por la Comisión Europea en la quinta llamada del 7º Programa Marco de investigación, dentro del ámbito de las infraestructuras para la investigación experimental de la Internet del Futuro (FIRE, Future Internet Research and Experimentation). La iniciativa supondrá el diseño, despliegue y validación de una plataforma constituida por 20.000 dispositivos (sensores, captadores, actuadores, cámaras, terminales móviles…) integrados bajo el paraguas de la denominada “Internet de las Cosas”, donde cualquier dispositivo dispone de capacidad de comunicación para poder transmitir información útil para los usuarios (temperatura, presión atmosférica, niveles de ruido, presencia de …).

Con un presupuesto total de 8,67 millones de euros, el proyecto cuenta con quince socios entre instituciones y empresas europeas, además de una australiana. El liderazgo recae en Telefónica I+D y la UC actúa como coordinador técnico, y a ellos se han sumado el Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico y SODERCAN (Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria), que aportará medio millón de euros para la adquisición de los dispositivos. El resto de socios del proyecto son Alcatel Lucent Italy, Alcatel Lucent Spain, Ericsson d.o.o, TTI Norte, las universidades de Surrey, Lübeck, Lancaster y Melbourne, la Commissaria à l’Energie Atomique, el Computer Technology Institute y el Alexandra Institute.

VISIÓN ÚNICA

Durante el acto con el que arrancó la reunión, el rector de la UC señaló que SmartSantander proporcionará un gran centro de innovación y desarrollo en el ámbito de las ciudades inteligentes y destacó su importancia como futuro eje del proyecto de excelencia .

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico mostró su satisfacción por la iniciativa, que “permitirá mejorar la calidad de vida de los cántabros” y destacó la colaboración entre administraciones e iniciativa privada que lo hace posible y que permitirá “reorientar el modelo productivo de Cantabria”. “El modelo de cooperación beneficiará a nuestro sistema de innovación y empresarial y sobre todo, a los ciudadanos”, dijo, al tiempo que reafirmó el apoyo económico y técnico comprometido por el Gobierno regional y Sodercan.

El alcalde apuntó que SmartSantander coincide con el modelo de ciudad del conocimiento que quiere Santander, con una competitividad basada en la capacidad de atraer empresas de nuevas tecnologías, generadoras de productos “punteros”, que creen empleo y “retenga talento”. “Debemos ser capaces de pasar de la vanguardia científica a la tecnológica” y conseguir el “gran reto” de implicar a los ciudadanos “desde el inicio”, con el fin de que “saquen todo el jugo de esta implantación tecnológica”, dijo De la Serna. El objetivo, resumió, es convertir a Santander “en una de las ciudades más innovadoras de la UE” y generar atracción a través de proyectos europeos de iniciativa público-privada.

Luis Muñoz destacó la importancia del proyecto que colidera, no sólo para Santander y Cantabria, sino también para la comunidad científica internacional, ya que tendrá acceso a esta plataforma de experimentación que se enfrenta a “retos pioneros” en el ámbito de las ciudades inteligentes. También las empresas podrán validar los usos de los servicios. Finalmente, José Manuel Hernández resaltó el carácter pionero de Telefónica como primera empresa española de su sector que lidera un proyecto de estas características.

CIUDAD INTELIGENTE

La consecución de una ciudad inteligente integral implica importantes mejoras en la calidad de vida de los ciudadanos, porque da acceso a servicios pioneros de gran utilidad en el ámbito del medio ambiente, el tráfico, los transportes, el control de ruidos y contaminación, la climatología, la asistencia social y sanitaria… El despliegue tecnológico en la capital cántabra será paulatino: en una primera fase se instalarán 2.000 dispositivos, después otros 6.000 y finalmente los 12.000 restantes.

El elemento clave para unir estos puntos de monitorización y telecontrol será la ubicuidad: podrá accederse a la información desde cualquier terminal conectado a Internet. A partir de ese momento, Santander se beneficiará de servicios pioneros que beberán tanto del potencial tecnológico de las máquinas como de la capacidad humana para compartir e intercambiar información: datos en tiempo real sobre la cantidad de agentes alérgenos presentes en el aire o sobre el estado de las playas, necesidades de riego de una zona verde comunitaria, mejoras en el tráfico y los transportes, información cultural…