El Ibex, sin razones, se pinchó en resistencias pero no sin antes marcar 10.900. Cota bastante superior a los 10.840 anteriores y más que una mera filtración. Antes, hubo que cerrar posiciones para evitar entrar en pédidas y aun así, hubo que haberlo hecho al cierre en tanto hay demasiadas expectativas puestas en la reunión de la Reserva Federal. ¿Habrá desilución? ¿no? pues nadie lo sabe, aunque el Ibex parece intuirlo.

Con el sentimiento inversor en extremo alcista de dos años, trabajar con la teoría de la opinión contraria no está mal, pero con instrumentos apalancados se necesita algo más, hoy la jornada lo confirmó aun con plena conciencia de que esto podría producirse. Este escenario no nos permitío mantener por lo que habrá que tejer nuevas estrategias, para entrar, recoger y cerrar. Sin perjuicio de lo cual pienso que el escenario de medio plazo, es bajista mientras no se demuestren lo contrario. En el corto, no tenemos nada nuevo. Sí grandes divergencias bajistas incluso en gráfico diario, que se pueden anular pero con mucha subida solamente, o profundizar y ser operativas.

Nos vamos con incógnitas porque esto queda para las 20.15 y la posterior interpretación de Wall Street. Mañana podríamos aparecer 200 puntos arriba o abajo, así están las cosas y el que no lo sepa se equivocó, le salga bien o mal, ya que no pasa por acertar un pelotazo, eso no es conservador y es insano para el largo plazo.

Tenemos grandes figuras de diamante en el Ibex y en los americanos. Subi en facebook un gráfico con las posibilidades de la figura, tanto si funciona como si no, con la idea de lo que significa uno y otro escenario en la recuperación económica y su efecto sobre sobre la inflación o ¿defalción?.

Mañana no estaré para la apertura, … escribiré un par de horas más tarde y ya sabremos la definición de todo esto. Me inclino por una capitulación bajista, veremos que pasa.

El se encontraba en los 10.740 al cerrar el Ibex en subasta.

Hasta mañana.