UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El profesor ha enseñado nuevas técnicas de detección de la enfermedad en animales dentro del proyecto ICONZ de la UE

Profesores del departamento de Microbiología de la Universidad de Navarra han trabajado este verano en la continuación del proyecto “Integrated Control of Neglected Zoonoses” (ICONZ), que incluye el estudio y control de la en varios países africanos. Esta iniciativa está impulsada por la UE y en ella colaboran 18 universidades y laboratorios europeos y africanos.

El equipo de preparó un curso teórico y práctico para hacer diagnósticos y tipificar la bacteria Brucella, y formar en ello a veterinarios de : “Pretendemos enseñar a estos profesionales a detectar la enfermedad en animales y utilizar técnicas modernas de vacunación. Además, en los próximos meses procuraremos determinar la prevalencia de la enfermedad en zonas piloto”, explica el profesor Ignacio Moriyón.

Para ello, este microbiólogo viajó al país africano junto con José María Blasco, veterinario del CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), con quien diseñó también la continuación del estudio para el próximo año. “En la primavera de 2011 comenzaremos una campaña de vacunación en estas zonas piloto”, adelanta el experto en zoonosis olvidadas.

Vacunas más sencillas y baratas

El profesor de Microbiología de la Universidad de Navarra asegura que parte del proyecto consiste en facilitar el control de la enfermedad con métodos de vacunación más sencillos y baratos: “Procuramos enseñar cosas sensatas a las personas que pueden hacer algo en estos países, adaptaciones de aplicaciones que utilizamos en los países desarrollados, pero que puedan emplearse donde apenas existen medios materiales”. “Sus limitaciones son muy grandes. El centro en el que hemos estado disponía, por ejemplo, de una de las pocas cabinas de flujo laminar del país”, añade el experto. “Un aparato necesario para trabajar con Brucella y que en cualquier universidad se puede contar por decenas”, apostilla.

El proyecto ICONZ, que cuenta con el apoyo del programa “Tú eliges, tú decides” de Caja Navarra, ha permitido ya al profesor Moriyón viajar a Marruecos, Uganda y Nigeria para realizar acciones similares.
“Entre los objetivos de ICONZ también se encuentra determinar la carga económica y el sufrimiento humano que provocan estas zoonosis; investigar nuevos métodos de diagnóstico y detención con bajo coste, dar formación a los responsables de los países afectados y transferir la tecnología necesaria para que las herramientas puedan aplicarse”, concluye Moriyón.