UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

En la apertura de curso de la Universidad Católica de Valencia celebrada esta mañana

El arzobispo de Valencia, , ha propuesto ayer a profesores y alumnos, durante la apertura de curso de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) que ha presidido, “formar y hacer hombres de conciencia”, como “gran tarea que tenéis por delante” porque “es la gran necesidad de esta humanidad y de España”.

En su intervención, monseñor Osoro, que es de la UCV, ha recordado y puesto como “ejemplo de alumno y profesor universitario” la figura del cardenal John Henry Newman (1801-1890), recientemente beatificado por el en su visita al Reino Unido.

Según el prelado, en un sermón del en la universidad de Dublín cuando ya era católico, “la principal guía del alma, es la luz de la conciencia, la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene a este mundo”. Igualmente, “el saber y la razón son ministros seguros de la fe” y “con ese mismo convencimiento hemos creado la Universidad Católica de Valencia”, ha añadido el Arzobispo.

Por su parte, el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, ha resaltado “el componente de formación integral del alumnado que ofrece esta universidad, en la que lo importante es no sólo la formación de buenos profesionales sino también el desarrollo de la personalidad y aptitudes de todos los universitarios, basándose en los valores humanos”.

El rector de la Universidad Católica de Valencia, José Alfredo Peris, se ha referido durante su intervención al cambio de modelo universitario que acarrea el proceso de Bolonia y que este pasado curso ha supuesto la conversión de las carreras universitarias en titulaciones de grado, todo ello “realizado con éxito y la respuesta positiva del alumnado”, ha indicado Peris.

Asimismo, el rector ha asegurado que “la raíz de la reforma universitaria está en acertar plenamente con su misión” , cuyo núcleo es , en el caso de la UCV, “ponerse al servicio de la incondicional dignidad de todo ser humano, especialmente de los que más lo necesitan”, “conocer la verdad y desenmascarar la mentira y el error”, “escoger el bien y evitar el mal” así como “contribuir a la belleza, la unidad y la paz”, ha destacado.

Igualmente, en el acto de esta mañana han estado presentes entre otras personalidades y autoridades, el vicepresidente tercero y conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, Juan Cotino; la secretaria autonómica de Solidaridad y Ciudadanía, Gotzone Mora; el director general de Universidades, Jesús Marín; así como representantes de diversas universidades de la Comunitat Valenciana.

Tras la eucaristía que ha presidido el Arzobispo, a las 10.30 horas, en la capilla del campus de Santa Úrsula de la UCV, ubicado en la calle Guillem de Castro, 94, se ha desarrollado el acto académico en el que la lección inaugural ha sido pronunciada por la profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Valencia Cristina de la Presentación Blasco, con el título “La muerte súbita. Un reto para la medicina forense del siglo XXI”.

En el acto de apertura de curso de la UCV, de la que monseñor Osoro es Gran Canciller, han participado también alumnos y profesores, junto a la dirección del centro, encabezada por su vice gran canciller, José Tomás Raga, y el rector, José Alfredo Peris.