UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

Artur Martins cursa y comparte piso alquilado con otros estudiantes

La Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir cuenta este curso en sus aulas con un estudiante de 76 años de edad, de origen portugués, que estudia tercer curso de Educación Social, mediante el programa de intercambio .

Artur Marins Brandao de Araújo Pimenta, nacido en febrero de 1934, es natural de Viana do Castelo (Portugal) donde prepara el grado de Educación Social Gerontológica en el Instituto Politécnico de la localidad lusa, según ha informado a la agencia AVAN el propio estudiante.

Con cinco hijos y con tres nietos, Artur ha dedicado toda su vida “a su familia y al trabajo”. Tras jubilarse “pensé qué podría hacer con mi tiempo, mis hijos ya estaban trabajando, mis nietos estudiando y al no tener obligaciones decidí estudiar, a los 70 años”, ha añadido Artur, quien tras realizar cursos de acceso inició el grado de Educación Social, del que hasta el momento ha aprobado todas las asignaturas durante los dos primeros años.

La elección de la titulación surgió a raíz de un voluntariado en el hospital de Viana do Castelo, donde “atendiendo a personas mayores me di cuenta de que mis consejos y mi trabajo con ellos podrían mejorarse si estudiaba esta carrera”, ha añadido.

Desde que comenzó el curso académico, Artur se levanta cada mañana a las 7 horas en el piso alquilado de Valencia que comparte con otros tres estudiantes, realiza su tabla de ejercicios físicos, se arregla y acude a la universidad. Por la tarde “suelo dar un paseo diario por la ciudad de aproximadamente 2 kilómetros y regreso a casa”, donde dedica horas al estudio y a los trabajos de clase junto con sus compañeros de piso, prolongándose en ocasiones hasta la madrugada.

Artur Martins aconseja a las personas mayores “que mantengan una actividad, moderada de acuerdo con la salud de cada uno, pero insistiendo siempre en el ejercicio físico y teniendo interés en aprender cualquier cosa”. Para el veterano estudiante, “lo principal es ocupar el tiempo en voluntariados, atención a la familia y actividades diversas, con tal de no parar y sentirse pleno”, ha añadido.

El universitario portugués permanecerá en Valencia hasta el mes de enero, tras finalizar las asignaturas correspondientes al primer cuatrimestre.