UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

“…los precios dependen de la interacción de la demanda individual, la incertidumbre y el riesgo de escatimar…”

“… los descuentos por compra anticipada serán usados por vendedores con una capacidad relativamente pequeña en comparación con la demanda; mientras que las liquidaciones son óptimas cuando las capacidades son mayores…”

“…hay evidencias de que los billetes de avión alcanzan su precio más bajo unas ocho semanas antes de la fecha del viaje…”

¿Quiere ver un musical en Londres? Pues según una investigación de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) para ahorrar dinero debería reservar sus billetes de avión con mucha antelación pero posponer hasta el último momento la compra de la entrada para el espectáculo.

¿Por qué son más caros los billetes de avión al acercarse el día del viaje mientras que las entradas de teatro se venden a mitad de precio en Leicester Square el mismo día del espectáculo? En un artículo publicado recientemente en la revista Economic Journal, titulado “Advance Purchase Discounts versus Clearance Sales” (Descuentos por compra anticipada frente a liquidaciones), los profesores del Departamento de Economía de la UC3M, Marc Möller y Makoto Watanabe, estudian los precios de productos que pueden adquirirse con antelación, es decir, mucho antes de la fecha de consumo en sí. Otros ejemplos serían los productos de temporada como el equipamiento de esquí moderno o un puesto para participar en una maratón.

Según lo que han averiguado en este estudio, hay dos factores determinantes para la planificación óptima de los precios. Por un lado, cuando se compra pronto, los consumidores se enfrentan a dudas en cuanto a sus propias necesidades futuras. “Cuando reservamos nuestro vuelo a Londres semanas antes tenemos que contar con la posibilidad de que se den circunstancias imprevistas que nos impidan viajar a Londres”, explican los autores del estudio. “Para conseguir que los consumidores se arriesguen – continúan – las aerolíneas ofrecen descuentos por compra anticipada. Como consecuencia el precio de los billetes de avión incrementa al acercarse la fecha del vuelo”, explican.

Por otra parte, cuando se compra tarde, los consumidores se enfrentan a la posibilidad de escatimar. De esta manera, cuando se compran entradas para el teatro en el último momento, existe la posibilidad de que el aforo esté completo. Para que los consumidores asuman este riesgo, los teatros han recurrido a las liquidaciones, ofreciendo así descuentos de último minuto. Como consecuencia el precio de las entradas disminuye al acercarse la fecha del espectáculo.

La dinámica de la estrategia de precios ideal depende de la interacción de la demanda individual, la incertidumbre y el riesgo de escatimar. En cambio, el riesgo de escatimar depende de la comparación entre la demanda y la oferta, y por tanto en la capacidad del vendedor. Las diferencias en la fijación de precios dinámica se pueden explicar por las diferencias de capacidad. Marc Möller y Makoto Watanabe nos muestran que los descuentos por compra anticipada serán usados por vendedores con una capacidad relativamente pequeña en comparación con la demanda; mientras que las liquidaciones son óptimas cuando las capacidades son mayores. Por tanto, las diferencias en los precios de los billetes y las entradas se pueden explicar por el hecho de que los vuelos a Londres constituyen un mercado relativamente pequeño, mientras que las entradas a los musicales que llevan tiempo en el West End londinense probablemente no se agoten.

Este artículo también muestra que es más probable que se observen las liquidaciones que los descuentos por compra anticipada en los mercados donde los precios pueden estar comprometidos con antelación, los límites de capacidades temporales son difíciles de aplicar y la reventa es factible. Estos resultados ofrecen mayores explicaciones para las diferencias que observamos en los precios.

Además, en su investigación en curso, Makoto Watanabe ha encontrado evidencias de que los billetes de avión alcanzan su precio más bajo unas ocho semanas antes de la fecha del viaje, aunque este trabajo empírico todavía no se ha publicado en ninguna revista científica. Además, parece que los billetes son más baratos si se compran por la tarde en lugar de por la mañana. ¿Distinguen las aerolíneas entre los viajeros por negocios que reservan sus billetes en el trabajo y los viajeros por placer que reservan desde casa? Esta cuestión deberá ser respondida en investigaciones futuras.