Alzas sobre la directriz del movimiento iniciado en 8.560 del Ibex, con poco volumen en casi toda la sesión a excepción del final (cuando el Ibex ya dejó de subir). Seguimos en un escenario lateral sin haber superado ningún máximo anterior. Si lo superáramos le daríamos más importancia al hecho de haberse propuesto la subida desde la directriz. Sin embargo, no cambiaría el sesgo de trading mientras no se superen los 11.050. A medio plazo espero fuertes caídas y cambiaría de opinión bastante más arriba (sin ningún problema por cierto, pero más arriba).

El Ibex logró cerrar un par de puntos por encima de la media diaria de 20, con mucha sobrecompra en gráfico horario.

Lo de hoy se da dentro de un esperado último intento de los americanos para testar la zona alta del techo que está en formación. Si hoy no funciona la ruputra habrá novedades en días posteriores ya que el mercado no podrá sostener el lateral y si funciona pues el lateral será más amplio.

El Ibex subió más que el y ello implica un descanso en la tendencia alcista del spread, lo que es bajista de medio plazo para el Ibex. Si lo vemos desde esa perspectiva, pues aquí no ha pasado nada y todo esto sirve para seguir ridiculizando el nivel de bajsitas en mercado, llevándo a considerar seriamente la teoría de la opinión contraria para establecer la estrategia de medio plazo. Que de hecho, es lo que estamos haciendo. Por las dudas los stops, tampoco están tan lejos.

Hoy han estado muy fuertes algunos pares de divisas, en especial el euro-dolar que tal vez es el motor de la subida en Europa. Muy sobrecomprado en sus indicadores y con una subida en vertical estas últimas semanas. El resto de los pares no están haciendo nada que no sea esperado o que ya no hayan hecho.

El Dow Jones se encontraba en los 10.888 al cerrar el Ibex en subasta y estamos expectantes sobre el cierre americano.