UNIVERSIDAD DE ALICANTE

es la marca que ha creado y registrado, en mayo pasado, el grupo de desarrollo de de la Universidad de Alicante, cuyo equipo está formado por investigadores pertenecientes al Departamento de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la UA y lleva ya tres años trabajando. La marca nace ahora para darse a conocer.

Tal y como indica Francisco Gallego Durán, profesor del Departamento de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Alicante y director técnico de ByteRealms, <<vendemos nuestra capacidad de desarrollo a las empresas>>. Entre los puntos a destacar del equipo, que el propio Gallego define como de <<muy preparado>>, destaca el hecho de que toda la tecnología que usan es propia, habiendo sido desarrollada dentro de la filosofía del software libre. El grupo lo integran, en la dirección, Francisco Gallego, Faraón Llorens, Rafael Molina, Patricia Compañ y Rosana Satorre, y en la parte de desarrollo trabajan egresados de la UA de la carrera de Informática. Como marca, ByteRealms ya ha establecido contactos comerciales, estando en fase de negociación para desarrollar videojuegos. El equipo tiene su propia web byterealms.com

El último de los videojuegos que ha desarrollado ByteRealms, es “La plantación”. Se trata de un videojuego educativo dirigido a alumnos de 5º de Primaria, en el que los menores van a poder jugar y aprender divirtiéndose. “La Plantación” tiene como objetivo que los alumnos aprendan el origen y cultivo de las plataneras, a la vez que se les enseña a comer sano y a cuidar el Medio Ambiente. El videojuego ha sido promovido por ASPROCAN (Asociación de Organizaciones de Producciones de Plátanos de Canarias), y se presentará en noviembre, una vez el equipo de la UA haya ultimado el proyecto que se encuentra en fase de postproducción. Gallego resalta que <<el videojuego enseña, a través de lo que tú haces>>, y añade que <<es un aprendizaje inconsciente, diferente>>.

Sobre las características que todo videojuego debe incluir, cita el profesor de la UA, figuran <<que sea divertido, que enganche y que sea educativo>>. Además, se trata de un producto muy complicado de desarrollar, no tanto por tecnología, sino porque todo sea compacto y funcione.

Antes de registrar la marca, el proyecto más destacado que el grupo había desarrollado es GameLearning, que persigue potenciar habilidades directivas mediante el uso de minijuegos conceptuales. El proyecto se desarrolló dentro del Plan Avanza, que concedió el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio hace dos años y medio.

El director técnico de ByteRealms aclara que se reduce el coste de creación de un videojuego al centrarse en un concepto, como en el caso de GameLearning. <<Hacer un videojuego que sustituya al profesor y en el que todo el conocimiento esté incluido, es muy complicado y creo que nadie lo ha conseguido aún>>. Sin embargo, al coger y desarrollar un concepto en un minijuego se logra algo similar a sustituir los ejercicios de una clase. <<Permite, como ventaja, que tienes un feed-back instantáneo porque te dice si está bien o mal al instante>>.

El siguiente proyecto, que comenzarán en noviembre, es “”, dentro del que desarrollarán el videojuego “ChIt” (siglas de Changes-IT), que se incluye dentro del 2º Plan Avanza, concedido el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Chit es un videojuego multijugador que funcionará a través de internet o red local. Se trata de un juego de simulación empresarial, donde varias personas compiten dirigiendo su empresa en un mismo mercado, en tiempo real y focalizado en la parte del negocio electrónico de la empresa, de vital importancia hoy en día.

Algunos proyectos pasados se crearon para que los alumnos realicen sus prácticas. Es el caso del videojuego “Screaming racers”, diseñado para estudiantes de Inteligencia Artificial, para que puedan experimentar con sus algoritmos en un entorno simulado. El juego consiste en coches de carreras que son conducidos por programas. Este videojuego de la UA, fue dirigido y desarrollado por Francisco Gallego en el periodo 2003/04, y es utilizado sobretodo en cursos de doctorado y en asignaturas de Inteligencia Artificial.

Otro juego más reciente se llama “PLman” y ha surgido a partir del Concurso de Programación Lógica. Aquí desarrollaron un comecocos, al que le fueron añadiendo opciones. El juego consiste en que el alumno debe escribir un programa de órdenes directas, que se llama base de conocimiento y que constituye las reglas, para conseguir el objetivo final de comerse todos los cocos. Este videojuego se ha utilizado en las prácticas de primero de carrera de Ingeniería en Informática, dentro de la asignatura de Lógica Computacional, donde los estudiantes aprendían el lenguaje Prolog. Ahora se está usando en el grado. Además, complementario al juego, han desarrollado un sistema automático de evaluación vía web, a través del cual los alumnos reciben los mapas que deben resolver con PLMan y entregan sus soluciones que son corregidas y evaluadas de forma inmediata.