UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Las obras “Hambre”, “Soldados” y “Dolor”, que ilustran los horrores de la guerra, podrán verse hasta el 21 de noviembre en Madrid

La Universidad de Cantabria ha cedido tres de los cinco frescos de Luis Quintanilla sobre los horrores de la guerra, rescatados por la institución y que habitualmente se exhiben en el de UC en Santander, a la de España () para formar parte de la . La sombra vencida (1910-2010)”. La muestra, que se inauguró ayer y podrá visitarse hasta el 21 de noviembre en la Sala Recoletos de la BNE (Paseo de Recoletos, 20-22), conmemora el nacimiento del poeta y está organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales.

Los frescos que pueden verse en Madrid son “Hambre”, “Soldados” y “Dolor”, seleccionados para reconstruir la imagen de dolor y tragedia que marcó el descenso a los infiernos de la guerra, la cárcel y la muerte vividos por Miguel Hernández. Luis Quintanilla fue, además, amigo del poeta alicantino. Mientras permanecen cedidos, los huecos de estas obras en el Paraninfo de la calle Sevilla permanecerán ocupados con reproducciones en tela.

Comisariada por José Carlos Rovira, catedrático de Literatura de la Universidad de Alicante, la exposición sobre Miguel Hernández reúne una selección de cerca de doscientas piezas, algunas inéditas: manuscritos, cartas, fotografías, cuadros y objetos personales del autor. Destacan los originales de poemas como “Nanas de la cebolla” o del libro “Dos cuentos para Manolillo”, algunas cartas a su esposa Josefina, el retrato del poeta a carboncillo que realizó el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, la maleta con la que viajó a Madrid o el carrito de madera que construyó en prisión para su hijo.