UNIVERSIDAD DE GRANADA

– El trabajo, realizado en las universidades de Granada y Valencia, defiende que estos encuentros deberían ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar el trabajo de los equipos en la , en contra de lo que se suele hacer

– “La mejor estrategia para los equipos más débiles, aquellos que intentan salvar la categoría, quizá sea centrarse únicamente en la Liga”, afirman sus autores

Los partidos jugados en otras competiciones afectan al rendimiento real de los en la Liga de , en contra de lo que tradicionalmente se defiende, por lo que deberían ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar el trabajo de los equipos en este campeonato, ya que los equipos de son empresas “multi-producto”. Así se desprende de un trabajo publicado por un investigador de la Universidad de Granada, que ha analizado el rendimiento de los equipos españoles en la Liga de Profesional teniendo en cuenta que éstos también juegan partidos en , Champions League y Europa League.

Este artículo ha sido publicado por el profesor Francisco González Gómez, del departamento de Economía Aplicada de la UGR, en colaboración con Andrés J. Picazo Tadeo, de la Universidad de Valencia. Ambos consideran que en los análisis de eficiencia de los equipos de fútbol, además de medir la conducta deportiva de éstos en la Liga -como normalmente se realiza en las investigaciones-, no debe obviarse que los equipos también juegan en otras competiciones nacionales e internacionales.

Afecta al rendimiento

Y es que el sesgo en la evaluación del rendimiento de los equipos es mayor cuanto mayor es el número de partidos jugados en otras competiciones. Una importante conclusión a la que han llegado los autores es que, realmente, jugar en otras competiciones tiene un coste de oportunidad en términos del rendimiento del equipo en la Liga.

Desde el punto de vista de la gestión del club, sus resultados indican que, a la hora de planificar la estrategia deportiva de los equipos al comienzo de la temporada, habría que considerar que disputar todas las competiciones supone la existencia de un trade-off entre los resultados obtenidos en cada competición. “Por lo tanto, en función del potencial de cada equipo, los clubes deben analizar al principio de la temporada cual es la estrategia más adecuada. Tal vez no interese ser igual de competitivo en los distintos campeonatos. Por ejemplo, probablemente la mejor estrategia para los equipos más débiles, aquellos que intentan salvar la categoría, sea centrarse únicamente en la Liga”, afirma Francisco González Gómez.
Para llevar a cabo esta investigación, sus autores analizaron la eficiencia de los equipos de fútbol que participan en varias competiciones a lo largo de la temporada, empleando la técnica conocida como Análisis Envolvente de Datos (DEA).

Este trabajo ha arrojado otros resultados interesantes, como que los equipos muestran un distinto nivel de rendimiento en cada competición. Así, el mejor comportamiento deportivo en la primera división se observa, como media, en la Liga y las Competiciones Europeas, mientras que el peor comportamiento corresponde a la Copa del Rey, “una competición donde no es infrecuente que los equipos ‘pequeños’ ganen a los ‘grandes’”, apuntan los investigadores.

Referencia bibliográfica:

González-Gómez, F. and Picazo-Tadeo, A.J., 2010. Can we be satisfied with our football team? Evidence from Spanish professional football. Journal of Sports Economics, 11(4), 418-442.

Picazo-Tadeo, A.J. and González-Gómez, F., 2010. Does playing several competitions influence a team’s league performance? Evidence from Spanish professional football. Central European Journal of Operations Research, 18(3), 413-432.