UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Doctor Ingeniero de Minas y profesor emérito de la ETSI Minas de la Universidad Politécnica de Madrid, Rafael Fernández Rubio, recibe el reconocimiento del a su trayectoria profesional.

El premio es un reconocimiento a la labor profesional de Rafael Fernández, que se ha centrado en la recuperación medioambiental de espacios afectados por las explotaciones mineras. Un trabajo como docente e investigador que el presidente del Instituto de la Ingeniería de España (IIE), Manuel Acero, ha calificado de “ejemplo y orgullo para todos los ingenieros y, en definitiva, para la sociedad”.

Para Rafael Fernández, esta distinción premia “mi intensa dedicación para llevar la ingeniería española a más de 50 países”. Lo más relevante de este galardón, explica el profesor, es que se “concede por primera vez” y que se “ha otorgado por unanimidad por los presidentes de las Asociaciones de Ingeniería, que engloban un colectivo de más de cien mil ingenieros”.

El Instituto de la Ingeniería de España (IIE), fundado en 1905, tiene como Presidente de Honor a S.M. el Rey Don Juan Carlos I. Como Federación de Asociaciones de Ingenieros integra a las nueve Asociaciones de Ingeniería Clásica: Aeronáuticos, Agrónomos, Caminos, ICAI, Industriales, Minas, Montes, Navales y Telecomunicación. La decisión de conceder el premio nace de la Junta Directora del IIE, que acordó instituir la “Magna Dedicatio Recognita Est”, que se concederá anualmente a dos ingenieros, entre los 100.000 profesionales que forman parte de la institución. Este año, el primero en conceder el reconocimiento, ha sido también premiado Andrés Lara, doctor Ingeniero ICAI.

La ceremonia de entrega de esta distinción se celebrará el próximo 16 de diciembre, en el Salón del Instituto de Ingeniería de España. Rafael Fernández Rubio recibirá el homenaje a su excelente labor como ingeniero de minas y, por supuesto, a su valiosa colaboración en el Instituto.

Sobre Rafael Fernández Rubio

Este profesor ha desarrollado su carrera docente, iniciada en 1983, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid. Su trayectoria investigadora y profesional se ha centrado en la recuperación de espacios afectados por explotaciones mineras. Ha desarrollado una técnica de protección medioambiental que permite aprovechar las contaminadas aguas subterráneas de minas, canteras y graveras transformándolas en agua de buena calidad.

En 2006 recibió el Premio Jaime I a la Protección del Medio Ambiente por sus aportes científicos y técnicos en el campo de la Ingeniería Ambiental para la protección de la naturaleza.

En la actualidad es presidente del Comité de Ingeniería y Desarrollo Sostenible, Presidente del Club Español del Medio Ambiente, Presidente Honorario Vitalicio de la AIESMIN y Emeritus President Internacional Mine Water Association.