UNIVERSITAT DE VALENCIA

El general Cardona defiende un enfoque integral para enfrentarse a las guerras asimétricas.

El catedrático de Derecho Internacional Público de la Universitat de València José Juste ha calificado de “inquietante” la presencia de nuevos profesionales de la mediación con los piratas de las costas de Somalia que actuaron contras los pesqueros españoles “Playa de Bakio” en abril de 2008 y “Alakrana”, en octubre de 2009. El profesor Juste ha pronunciado en la mañana de hoy la conferencia inaugural de las decimosextas jornadas de derecho internacional humanitario que organiza el de la Universitat de València ().

Las incidencias de la captura y liberación de los pesqueros españoles, según Juste, “han dejado patente dos datos inquietantes: por un lado, una cierta dosis de opacidad en la gestión gubernamental de la crisis y en la forma en la que esta se ha resuelto; y por otra parte, la presencia de nuevos profesionales internacionales de la mediación, que haciendo de la necesidad negocio, aseguran a los piratas rescates millonarios”. Un pago de rescate que, ha asegurado “retroalimenta el negocio pirático”. Juste ha recordado al respecto un texto del profesor Luis Ignacio Sánchez Rodríguez en el que se critica la opacidad de determinados despachos de la City londinense desde los que se ha efectuado esa mediación y en los que no están nítidas las fronteras entre el legítimo derecho a la defensa de los piratas y otro tipo de asesoramiento. “No se sabe cuál es exactamente su papel y lo que es más grave, los estados no lo investigan”, ha dicho.

El profesor de Derecho Internacional Público se ha mostrado muy crítico respecto a la falta de adecuación de los ordenamientos jurídicos internos al mundo globalizado del siglo XXI y ha recordado al respecto que en los últimos años, según Naciones Unidas, “un millar de sospechosos de piratería han sido puestos en libertad porque el aparato judicial interno de cada país ha sido incapaz de enjuiciarlos”. Juste, que se ha referido a la piratería como “el segundo oficio más viejo del mundo” ha señalado que “aunque las vidas humanas han sido salvadas, se ha hecho patente el carácter errático de la diplomacia española y las carencias de nuestra legislación en la materia”. Y ha recordado al respecto como ha tenido que reintroducirse en el Código Penal el delito de piratería que había sido suprimido con la reforma de 1995 pensando que se trataba de algo del pasado.

Guerra asimétrica

Entre los ponentes de las sesiones de hoy ha intervenido también el teniente general Alfredo Cardona Torres, jefe del Cuartel de la OTAN en Madrid que hablado sobre “el enfoque integral en las operaciones de crisis”. Y ha señalado al respecto la dificultad de coordinar las acciones en operaciones de crisis en las que junto a ONGs con experiencia en la zona, hay otras sin experiencia y que además se muestran remisas a facilitar información a las autoridades militares. Cardona ha afirmado que las operaciones de crisis no son puramente militares, sino que entran muchos actores. Al respecto ha recordado que en Afganistan hay 2000 Ongs. “Coordinar todo esto sobre el terreno cuando estamos tratando vidas de personas y operaciones militares es muy complejo” ha asegurado. El general ha dicho que ha habido zonas donde no se ha podido hacer nada y otras zonas donde los hospitales que se han hecho no se han podido mantener porque eran insostenibles. Cardona, que estuvo al mando de las tropas españolas en Irak y al frente de la brigada multinacional Plus Ultra, ha señalado que tras la caída del muro de Berlín han cambiado las conflagraciones tradicionales que conocíamos desde la II Guerra Mundial por un nuevo tipo de guerra que ha denominado “conflicto asimétrico”. Un conflicto en el que –ha explicado- hay unos oponentes más difusos, en el que no hay zona de operaciones específicas, que está marcado por la globalización y el que los enemigos buscan el desgaste económico del primer mundo dificultando la movilidad y encareciendo la seguridad. Entre estos nuevos enemigos, el general ha citado a las organizaciones radicales islamistas, a las organizaciones de narcotraficantes, a los estados “proliferadores” de armas de destrucción masiva y a los terrorismos milenaristas, como los que sembraron el pánico con gas sarín en el metro de Tokio en 1995.

Ante este enemigo asimétrico el general Cardona ha planteado la necesidad de enfrentarse mediante “un enfoque integral” que, junto a la acción militar, contemple acciones políticas, administrativas, económicas y diplomáticas. En la visión tradicional de los conflictos, ha explicado Cardona la diplomacia, la información, la acción militar, y las actuaciones económicas iban en paralelo y desembocaban en la situación final estratégica. Sin embargo, ha señalado, de lo que se trata en la actualidad con el planteamiento del enfoque integral es de que “no vayan en paralelo sino coordinadas en una visión de soga trenzada”. Y ha puesto como ejemplo al respecto los dos grupos de once personas que creó cuando estuvo al frente de la Brigada Multinacional Plus Ultra en Irak con especialistas en administración pública, agricultura, salud pública, educación, policía y seguridad.

El general Cardona, que estuvo hace diez años al frente de las tropas españolas en Kosovo, ha manifestado su preocupación por la situación que atraviesa actualmente este territorio que acaba de visitar en una misión de la OTAN. Cardona también se ha mostrado escéptico sobre la capacidad del futuro servicio exterior de la Unión Europea para asumir la dirección del enfoque integral en las operaciones de crisis “por la falta de poder político de la Unión”.

El seminario, que se celebra en la Facultad de Derecho, hasta el 12 de noviembre con el título general de “Prevención de los conflictos y reconstrucción de la paz: del respeto de los pueblos a la participación activa de nuevos agentes”, ha sido inaugurado en la mañana de hoy por la directora del IDH, Consuelo Ramón y el vicedeacano de la Facultad, José García Añón. Kosovo, Pakistán y Haití

En la sesión de mañana martes se trataran, entre otros temas, los derechos humanos en Kosovo (Romualdo Bermejo) y la cancelación de la deuda externa en Haití (Jose Antonio García Saez). Entre las distintas aportaciones de la jornada del miércoles, figura una mesa redonda en la que los cooperantes de Cruz Roja Carlos Ortega y Enma Marín expondrán sus experiencias en Pakistán y en Haití, respectivamente. El periodismo de guerra será uno de los temas centrales de las sesiones del jueves, en la que, entre otros ponentes, intervendrán el corresponsal de guerra Vicent Montagud y Javier Couso, hermano del periodista asesinado en Irak José Couso.

Las jornadas finalizarán el viernes tras una densa sesión en la que se abordarán un amplio abanico de temas como la prevención de conflictos, la alianza de civilizaciones, o el papel de las mujeres en la construcción de la paz. La conferencia de clausura correrá a cargo de José Luis Rodríguez Villasante, general consejero togado y director del Centro de Estudios de Derecho Internacional Humanitario de Cruz Roja Española. Las jornadas son un espacio de encuentro y reflexión entre expertos y reconocidos investigadores del ámbito académico y científico procedentes de centros nacionales e internacionales de investigación. Las jornadas, según los organizadores, “tratan de profundizar en la prevención de los conflictos y la reconstrucción de la paz, considerados dos ejes de acción fundamentales para el mantenimiento y restablecimiento de la paz y la seguridad internacional”.

Los expertos plantearán una revisión crítica de los mecanismos e instrumentos normativos e institucionales implementados por las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Corte penal internacional y la sociedad civil para optimizar la eficacia de la prevención de los conflictos, la lucha contra el terrorismo y la reconstrucción de la paz. Este enfoque teórico “se combinará –explican- con un análisis de los principales avances obtenidos, prestando una especial atención a la participación activa de nuevos agentes, erróneamente considerados agentes pasivos o víctimas en la prevención de conflictos o en la reconstrucción de la paz.”

Las jornadas, convalidables por dos créditos de libre opción, cuentan con el patrocinio del Ministerio de Educación y Ciencia, la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana, el Vicerrectorado de investigación de la Universitat de València y el Decanato de la Facultad de Derecho.

Creado en el año 2005, el IDH tiene como objetivos la difusión de los valores inherentes a los derechos humanos; la creación un marco de reflexión y diálogo en torno a los mismos; el desarrollo de la investigación sobre los derechos humanos; la promoción de la difusión de obras científicas sobre los derechos humanos; y el fomento de la enseñanza de los derechos humanos.

El programa completo de las Jornadas puede consultarse en: http://www.uv.es/idh/