Hoy ha sido el día en el que Eric Cantoná, uno de los mejores jugadores de futbol franceses de la historia e ídolo absoluto en Inglaterra (fue nombrado jugador del siglo por sus actuación en el Manchester United), llamó a retirar el dinerillo de los bancos y hacerlos quebrar. No se ha podido y se ha tranaformado en una bonita anécdota.

PERO, hoy ha sido un día importante. Por lo menos para el análisis. El SP&500 llegó a la parta alta de las bandas de Bollinguer y al 61,8% de retroceso de la etapa bajista 2007-2007. Se trata de un momento entre los grandes momentos del mercado. Por su parte, el , ha hecho un perfecto doble techo respecto de los máximos del mes pasado, muy sobrecomprado por cierto.

A su vez el Ibex se topó nuevamente con la zona de los 9.996 y no pudo con ella.

Dos cosas pueden suceder y las dos implican caidas a muy corto plazo. Pero una de ellas implica caídas más sostenidas. Me extraña la fecha en la que estamos, pero se ha abierto la caja de pandora.

Voy a esperar el cierre americano y mañana hablaremos más detenidamente de lo que estoy viendo, pero desde ya les digo que siento un cierto cosquilleo …

El Dow Jones se encontraba exactamente en los 11.415 al cerrar el Ibex en subasta.

Hasta mañana.

Fernando Damián