Con un volumen penoso para la época en la que estamos, el Ibex cierra casi plano en un día olvidable, ni bajista, ni alcista, pero de ida y vuelta en un pequeño rango.

A muy corto nos hemos sobrecomprado (escalas de 15 y 30 minutos) pero hemos cerrado por encima de la media de 20 en escalas de 120 minutos. Siguen las posibilidades abiertas de algo más por arriba, lo que debería aprovecharse para ser agresivamente bajsita, sin perjuicio de lo cual, podemos estar en un rango donde desaparece el volumen como lo esá haciendo, previo a una fuerte caída, que es lo que más tarde o más temprano sucederá. El rebote queda desnudo bajo cualquier técnica de análisis.

Ya cerca el vencimiento del viernes empezará a jugar el mantener el precio en rango, para no poder soportarlo más el propio día de vencimiento. Por lo tanto, es probable que hasta el viernes, no hayan novedades.

En síntesis, intradía complicado y con opciones solo a días vista o incluso a semanas.

Los americanos presionan un poco más por arriba ( en 11.500) y lamentablemente ello no es bueno aunque lo parezca, porque está en una fase terminal de todos los conteos posibles, con un exagerado optimismo plurianual, grandes divergencias bajistas en todas la escalas y con un enero por delante que no puede ser bueno. Ayer en el SP500 quedó una vela fea y nos interesa el cierre de hoy.

Nos vemos mañana, un saludo.