UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Con más de diez años de dedicación solidaria, Manuel Sierra es el nuevo Director de Cooperación de la UPM

Como reto inmediato está la creación del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la UPM, una apuesta por el desarrollo tecnológico y la innovación en el ámbito de la cooperación.

Ingeniero de Telecomunicación y profesor de la ETSI de Telecomunicación de la UPM, Manuel Sierra es colaborador “histórico” de Ingeniería Sin Fronteras.

Doctor Ingeniero de Telecomunicación, Manuel Sierra es, desde 2002, profesor titular de Universidad en la ETSI de Telecomunicación de la UPM. El pasado mes de octubre fue nombrado Director de Cooperación para el Desarrollo, responsabilidad que asume con la experiencia de más de 10 años de “dedicación voluntaria” a la cooperación.

Desde esta dirección, Manuel Sierra gestionará la notable estructura de cooperación de la Universidad Politécnica de Madrid, una red impulsada en gran medida por su antecesor, el catedrático de la ETS de Arquitectura Jaime Cervera. Históricamente comprometida con la solidaridad y el voluntariado universitario, en estos últimos años la UPM se ha convertido en una de las universidades españolas más destacadas en la cooperación para el desarrollo humano. Cada año, la UPM destina cerca de 770.000 euros para financiar actividades de cooperación, formación y voluntariado, cifra que completa con programas externos hasta alcanzar el millón de euros anuales.

Parte de esta financiación se destina a subvencionar los proyectos realizados por los Grupos de Cooperación de la UPM en países en vías de desarrollo, con África y América Latina como regiones prioritarias. En la actualidad, están activos 25 Grupos de Cooperación formalmente reconocidos que integran a investigadores, docentes y estudiantes, y que ofrecen un marco estable de acción.

Los grupos constituyen uno de los instrumentos esenciales de la estructura de cooperación de la UPM, además de ser una iniciativa pionera en el ámbito de la cooperación universitaria. Para impulsar sus actividades, Manuel Sierra promoverá la puesta en marcha del Centro de Innovación de Tecnología para el Desarrollo Humano, un centro de innovación que permitirá alinear las actividades de investigación de la UPM en este ámbito, creando sinergias entre los Grupos de Cooperación ya existentes. “A partir de este instituto, explica Manuel Sierra, se podrán articular las tres líneas estratégicas de cooperación en la Universidad: el desarrollo tecnológico, la innovación y el impulso de las relaciones entre el Norte y el Sur”. Además, el nuevo Centro será pionero en nuestro país en cooperación universitaria en el ámbito tecnológico.

Cooperación desde la Universidad, una labor tangible

Manuel Sierra asume esta responsabilidad “ilusionante” al frente de la Dirección de Cooperación de la UPM. La cooperación es un campo al que ha dedicado un gran esfuerzo durante más de 10 años de manera voluntaria, y este puesto le permitirá enlazar este ámbito de su vida con la actividad profesional dentro de la Universidad, afirma.

En su opinión, la actualidad de la cooperación universitaria lleva a que actuaciones tradicionales de la Universidad, como son la generación y difusión de conocimiento o investigación, “pongan el foco en los problemas del Sur”, y entiende que la cooperación para el desarrollo en el ámbito universitario es “fundamental”. Así lo reflejan el Plan Director de la Cooperación Española, que incluye explícitamente a la Universidad como actor de la cooperación al desarrollo, o la nueva Ley de Ciencia, que contempla la investigación en el ámbito de la cooperación, asegura.

En este contexto, subraya, nadie duda del papel que desarrollan las universidades de carácter técnico, como la UPM. De ellas depende, en gran medida, uno de los conceptos más utilizados en cooperación al desarrollo: el de “Tecnologías Apropiadas”, es decir, generar tecnologías que tengan en cuenta la realidad social, técnica, cultural, política y económica de las sociedades donde se van a integrar dichas tecnologías, indica.

Esta es una de las apuestas más firmes de la Universidad Politécnica de Madrid, universidad comprometida en la cooperación con los países menos favorecidos. La UPM tiene una presencia muy activa en este campo, ya que es la coordinadora de la Comisión de Cooperación de la CRUMA (Conferencia de Rectores de Universidades Madrileñas). También participa en todas las acciones de la red de Universidades, y promueve la participación de sus profesores y alumnos en proyectos de solidaridad y desarrollo humano, explica Manuel Sierra.

Con el reconocimiento de Campus de Excelencia Internacional de dos de sus cuatro campus, la UPM abre cada año a todos ellos una convocatoria de subvenciones a Grupos de Cooperación y ONG’s, para financiar acciones y proyectos por una cuantía que alcanza los 500.000 euros anuales. A esto se añade el soporte de un programa de becas que incentive Proyectos Fin de Carrera en cooperación, que tengan una aplicación a la resolución de proyectos aplicados a la resolución de problemas concretos de desarrollo en ámbitos de pobreza. El objetivo es que los estudiantes de la UPM vinculen su ejercicio profesional con la cooperación.

La UPM también apoya el voluntariado universitario a través de las ayudas de viaje, para que estudiantes puedan realizar por corto espacio de tiempo trabajos de carácter humanitario en países en desarrollo.

Diez años de experiencia en cooperación

Manuel Sierra Castañer es profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid desde 2002. Obtuvo el título de Ingeniero de Telecomunicación en 1994 y el de Doctor Ingeniero de Telecomunicación en el año 2000. Sus actividades de cooperación comenzaron en 1999 con la ONG Ingeniería Sin Fronteras, implicándose especialmente en acciones de sensibilización y educación para el desarrollo. A partir de 2003, y hasta 2007, ocupó la presidencia de la asociación.

Su labor desde la UPM se materializa a través del Grupo de Cooperación “Educación para el Desarrollo en las TIC” (EDTIC). También es docente en el Título propio de la UPM “Experto en Cooperación para el Desarrollo”, tutela Proyectos Fin de Carrera en el ámbito de la cooperación y colabora en diversos proyectos de cooperación con otras universidades, como la Pontificia Universidad Católica del Perú o con Ingeniería Sin Fronteras.

Desde el año 2000, imparte las asignaturas “Fundamentos de Cooperación para el Desarrollo” e “Ingeniería de Telecomunicación en el Desarrollo” como materias de Libre Elección en la ETSI de Telecomunicación. Además, ha sido miembro del Patronato de la Fundación EHAS desde su fundación en 2005 hasta 2007. Desde el año 2008 era vocal electo del Consejo Asesor de Cooperación para el Desarrollo de la Universidad Politécnica de Madrid. También es vocal del Comité Académico y de Calidad del Máster Universitario en Tecnología para el Desarrollo Humano y la Cooperación de la UPM.

En la actualidad, desempeña su actividad en el Grupo de Radiación del Departamento de Señales, Sistemas y Radiocomunicaciones de la ETSI de Telecomunicación, en las temáticas de antenas y tecnologías de radiofrecuencia. Es autor de artículos en revistas científicas internacionales (25), congresos nacionales (50) e internacionales (80), capítulos de libros (3), ha sido coautor de dos libros docentes y ha dirigido 4 tesis doctorales.