UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

El vicesecretario general del PSPV-PSOE de la Ciudad de Valencia ha participado en la tercera sesión del ciclo “Dies Academicus” en la Universidad CEU Cardenal Herrera

A su juicio, “la relación entre la religión y la política no está en un momento de grave confrontación”

Esta mañana, el vicesecretario general del PSPV-PSOE de la Ciudad de Valencia, Carlos González Triviño, ha participado en el ciclo de conferencias “Dies Academicus”, organizado por el Servicio de Pastoral de la Universidad CEU Cardenal Herrera. En su intervención, titulada “ y socialdemocracia”, González Triviño ha señalado que no vivimos “un momento decisivo de confrontación” entre ambas cosmovisiones, sino que “hay razones para una convergencia de fondo entre una y otra tradición”.

“El consenso territorial en España está mucho más en cuestión que las relaciones Iglesia-Estado o los límites de lo público y lo religioso”, ha afirmado Triviño. “Aunque haya fricciones -ha dicho-, en el caso del Islam éstas plantean unos desafíos mucho más inquietantes que el de la convivencia entre el Estado liberal y la tradición católica”. A su juicio, las diferencias son “muchas”, pero no son “tan significativas en este momento de la historia, en el que está garantizado el derecho de las personas a profesar su fe”.

Motivos para la convergencia

A su juicio, el principal riesgo que corre actualmente Europa es que se produzca una pérdida de cohesión social y un debilitamiento del Estado del bienestar a causa de la situación económica actual, de endeudamiento y riesgo de quiebra de los Estados. Ante la posibilidad de que entre un cuarto y un tercio de la población europea pueda perder su cobertura social en el futuro, para González Triviño “es necesario el acuerdo de ambas cosmovisiones, cristiana y socialdemócrata, para contribuir a crear un clima de opinión favorable hacia el mantenimiento del Estado del bienestar”, frente a quienes aboguen por eliminarlo para salir de la crisis.

También el aumento de la y el auge electoral de las formaciones políticas que la defienden debería unir a cristianismo y socialdemocracia. “Las posturas políticas de los católicos no deberían ser cautivas de un partido político”, ha afirmado Triviño, ya que, a su juicio, “no hay tanta correlación entre lo que los partidos políticos deciden y legislan y lo que teóricamente opinan de la religión”.

Espacios de diálogo

El vicesecretario general del PSPV-PSOE de la Ciudad de Valencia ha destacado la importancia de crear espacios de discusión como el “Dies Academicus”: “El diálogo entre iguales aporta autoafirmación, pero no contribuye a la construcción poliédrica de la sociedad, especialmente en un contexto como el actual, en el que los debates en los medios de comunicación no tienen gran calidad intelectual”.

Partiendo de un debate de estas características, celebrado en la Escuela Católica de Baviera en 2004 entre y Jürgen Habermas, Triviño ha profundizado en las diferencias y similitudes de las cosmovisiones cristiana y socialdemócrata. Esta última reconoce, por ejemplo, el espacio para la religión en la sociedad, dada la apertura hacia lo trascendente del ser humano, aunque no considere que la verdad absoluta proceda de la revelación de las Sagradas Escrituras.

El valor intrínseco de la vida humana y la defensa de la dignidad inalienable de las personas, frente a la consideración del aborto como un derecho han centrado el debate posterior con los asistentes a esta sesión del ciclo “”, concebido como un espacio para la escucha y el diálogo que fomente la armonía, entre fe, razón y vida, a través de una experiencia de Universitas, buscando la Verdad, la Belleza y el Bien en el seno de la comunidad universitaria.