El 25 de agosto de 1987 el marcaba máximos en 2746 puntos.

El 28 de octubre marcaba mínimos de una gran caída en 1767 puntos.

En menos de dos meses el índice más famoso del mundo perdió un 64% de su valor.

Un día en especial, el lunes 19 de octubre de 1987 conocido como “black monday”, el índice perdió un 11 % abriendo con un gran hueco a la baja que no se cerraría hasta el 18 de enero de 1989.

Los máximos del 25 de agosto de 1987 no se recuperaron hasta septiembre de 1989.

En aquella época se habló de los programas de trading para justificar el “black monday”, lo que luego fue científicamente desmentido al analizarse el volumen y las operaciones que habían disparado las máquinas.

Desde el punto de vista técnico, el mínimo de toda la caída se correspondió con un soporte, el de los mínimos del 29 de septiembre de 1986, donde había comenzado una serie alcista de 5 ondas que efectivamente finalizó en los máximos de 2746 puntos.

Es decir, la serie completa de ondas de Elliott dió paso a una corrección. El retroceso (caídas) recortó el 100% de la estructura alcista previa.

Hay distintas formas de explicar los hechos. Los grandes elliottistas pudieron predecir efectivamente el crash.