UNIVERSIDAD DE JAÉN

Expertos abordaron ayer en unas jornadas la problemática legislativa que entraña la creación de programas de ordenador () en el ámbito universitario y su explotación económica por parte de la Universidad de Jaén (UJA).

Las jornadas, tituladas e intelectual: Explotación económica del software generado en el ámbito universitario. Reglas de reparto, tienen por objeto el análisis de los programas de ordenador, desde la perspectiva de su explotación por parte de la Universidad. El coordinador de las jornadas y profesor titular de Derecho Mercantil de la Universidad de Jaén, Ángel Martínez Gutiérrez, manifestó que “se trata de ver el conocimiento científico que genera ese programa de ordenador y su explotación económica, por la Universidad y desde la Universidad, siguiendo unos cauces específicos”.

A su juicio, ésta es una materia problemática, “dado que no queda clara desde el punto de vista legislativo cuáles son las reglas de juego en este punto”. Para Martínez, cuando el conocimiento da lugar a un programa de ordenador no se puede patentar en España. “La diferencia de una invención es que tiene su protección por una patente; que la propia ley de Patentes prevé expresamente el instrumento para la protección y la explotación de la propia Universidad. Pero cuando hablamos de programas de ordenador no queda claro cuál es el cauce para llegar a esa explotación”, subrayó.

El Rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras Rosa, acompañado por el decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, Jorge Lozano, y por el director de la Escuela Politécnica Superior de Jaén, Juan Gómez, inauguró estas jornadas sobre propiedad industrial e intelectual, en las que se analizará la explotación económica del software generado en el ámbito universitario.

El Rector subrayó que la Universidad de Jaén tiene que “hacer esfuerzos enormes para transferir el conocimiento, todo lo bueno que hacemos, al tejido productivo”, a través de la OTRI.

Las jornadas están organizadas por la Cátedra de Estudios de Derecho Industrial, el Vicerrectorado de Tecnologías de la Información y Comunicación y el Vicerrectorado de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación de la UJA, a través de la OTRI. Asimismo, colaboraron la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídica de la UJA y la Escuela Politécnica Superior de Jaén.