Algo más o algo menos, pero en lo que a mi respecta, la primera parte del rebote terminó.

El rebote se desarrollará en tres etapas: una al alza inicial que supone un cierre de cortos (ya la tuvimos), una caída que borre todas las ganancias (lo que viene) y una nueva subida buscando máximos del rebote y que será la más larga y ya con el miedo en el cuepo de muchos, que se la perderán (hasta primeros de enero). Así es el mercado, nos abofetea.

Los puntos exactos para coger estos recorridos, pues que lo adivinen las tarotistas. Como le decía hoy a un suscriptor, … “del pescado, seguramente desaprovecharemos la cabeza y el culo, pero algo del medio vamos a coger, mientras la mayoría se va a dejar la piel en stops”. Y esa es la filosofía con la que me tomo el rebote, sino, nos pasarán la esquiladora por arriba y por abajo para no ir a ninguna parte y hacernos saltar los stops.

Por lo tanto, no mucho más que decir. Hicimos algunos largos en la semana y ahora estamos cortos para coger la caída, esperándola y sabiendo que será muy interesante. Hay tres objetivos posibles y pretendemos el más conservador. No pretendemos todo, pero si algo y será idea mientras el rebote viva.

Luego volverá la tendencia y nos será más fácil el trabajar. Recuerde, suscríbase a mis informes diarios, llameme al 691 56 3737 y evaluemos su perfil para la mejor interpretación de los análisis.

El se encontraba en los 11.337 al cerrar el Ibex en subasta.

Hasta la semana que viene.

Fernando Damián