UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El proyecto, desarrollado por profesionales del Sistema Andaluz de Salud y la Universidad de Sevilla, ha sido licenciado por una empresa española para su comercialización e implantación

de la Universidad de Sevilla y del Hospital Universitario Virgen del Rocío han ideado, patentando y licenciado un sistema para el análisis y gestión de las imágenes quirúrgicas, permitiendo monitorizar, registrar y direccionar en tiempo real toda la actividad que se desarrolla en un quirófano.

El proyecto ha sido desarrollado por el grupo de investigación liderado por el Director del Grupo de Física Interdisciplinar de la Universidad de Sevilla, Emilio Gómez, y los doctores Javier Márquez Rivas y Guillermo Antiñolo Gil, Jefe de Servicio de Neurocirugía y director de Unidad de Gestión Clínica de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Hospital Universitario Virgen del Rocío, respectivamente. La participación de ambas instituciones en este proyecto, Universidad y refleja, además, la filosofía y vocación de colaboración entre entidades vinculadas a la generación del conocimiento y su aplicación en la mejora de la asistencia sanitaria.

Esta tecnología, denominada Sistema para el análisis y gestión de imágenes quirúrgicas, representa un nuevo concepto de trabajo dentro del espacio del quirófano con el fin de facilitar y optimizar la integración de las imágenes médicas que se generan durante la intervención y que son seguidas atentamente por los profesionales sanitarios. Esta invención permite monitorizar y registrar en tiempo real la actividad relevante de un quirófano o un entorno médico-quirúrgico complejo mediante imágenes y señales de video y datos procedentes de dispositivos de uso habitual en quirófano (como ecógrafos, endoscopios, microscopios…) y señales de cámaras de video convencionales sin intervenir en la actividad clínica.

Gracias a este sistema, calificado de “quirófano inteligente portátil”, toda la información de relevancia clínica se podrá visualizar en un único soporte. Esto, además, contribuye a que el especialista tenga una idea general y global, de un solo vistazo, de la situación del paciente a través de las imágenes y datos de su intervención, que aparecen en la pantalla de forma simultánea. Adicionalmente, y una de las ventajas competitivas principales de esta invención, es su carácter portátil, es decir, se puede trasladar de un quirófano a otro en función de las necesidades específicas de cada intervención quirúrgica, evolucionando a un concepto mucho más novedoso como es el del quirófano inteligente portátil o trasportable.

De la idea al mercado

El alcance del proyecto ha despertado el interés de la empresa multinacional con sede española Navimetric, que ha licenciado esta tecnología para desarrollarla e implantarla en centros hospitalarios de todo el mundo. Para ello, se ha formalizado un acuerdo de licencia gestionado por la Oficina de Transferencia de Tecnología del sistema sanitario público de Andalucía y con el que se establece un beneficio del 7% sobre las ventas anuales de la invención andaluza.

La efectiva protección y traslación de los resultados de la investigación en el seno del sistema sanitario andaluz es la máxima principal de la OTT, que desde su creación en 2006, ha multiplicado por cinco el número de patentes tramitadas. En este ya han registrado un total de 64 además de otros acuerdos de licencias como este.