La próxima presidencia rotatoria, una de esas que se iban a acabar con el Tratado de Lisboa, comienza el 1 de enero y le toca a uno de los nuevos países, Hungría. Aunque aún no ha comenzado la polémica les gana la partida. Miles de internautas, aprovechando la presidencia, han decidido pedir al actual gobierno húngaro que actúe contra la falta de libertad de prensa en su país.

Ya está en marcha, por el contrario, la página Web oficial de la presidencia húngara. Aún no ha sido hackeada como ocurrió a principios de este año con la Web de la presidencia española, que recordamos apareció Mr. Bean el 3 de enero en lugar del presidente Zapatero. Sin embargo, grupos de apoyo a la libertad de prensa en el país húngaro utilizan las redes sociales para hacerse oír. Un ejemplo, es el grupo creado en Facebook que cuenta ya con casi 15 mil personas.
La prensa especializada en asuntos europeos también se ha hecho eco de este movimiento y antes de que la se vaya de vacaciones de Navidad, han aprovechado para preguntarles a los comisarios si se iban a tomar medidas. Por supuesto, la Comisión ha respondido que ellos “son los guardianes de los tratados”. La diplomacia europea es lo que tiene.