UNIVERSIDAD DE GRANADA

Coordinada por el profesor Agustín de la Granja, de la Universidad de Granada, este décimo tomo contiene las piezas teatrales de Mira de Amescua: “El cisne de Alejandría”, “Lo que puede el oír misa”, “La loca del cielo”, “El más feliz cautiverio”, “Nardo Antonio, bandolero”, y “El negro del mejor amo”

La UGR ha editado otro volumen del “Teatro Completo” del granadino Mira de Amescua. Se trata del décimo tomo de la obra completa que la Editorial de la UGR (eug) viene publicando desde hace años. El libro, que coordina el profesor Agustín de la Granja López, del departamento de Literatura de la Universidad de Granada, contiene seis obras de Mira de Amescua: “El cisne de Alejandría”, “Lo que puede el oír misa”, “La loca del cielo”, “El más feliz cautiverio”, “Nardo Antonio, bandolero”, y “El negro del mejor amo”, comentadas e introducidas por otros tantos especialistas.

Comienza el libro con un preámbulo de Agustín de la Granja, al que sigue el trabajo de Antonio Muñoz Palomares titulado “Comedia, teología e ideología: algunos principios doctrinales en el teatro de Mira de Amescua”, y a continuación las obras teatrales “El cisne de Alejandría”, con introducción, edición y notas de Agustín de la Granja y María Rimón Remón; “Lo que puede el oír misa”, con introducción, edición y notas de Ignacio Arellano; “La loca del cielo”, con introducción, edición y notas de Alfredo Rodríguez López-Vázquez; “El más feliz cautiverio”, con introducción, edición y notas de Aurelio Valladares Reguero; “Nardo Antonio, bandolero”, con introducción, edición y notas de Antonio Cruz Casado; y “El negro del mejor amo”, con introducción, edición y notas de José Luis Suárez y Antonio Muñoz Palomares.

Antonio Mira de Amescua (1574-1644) nació en la granadina ciudad de Guadix. Fue hijo ilegítimo de Melchor de Amescua y Beatriz de Torres. Estudió derecho en Granada y recibió su doctorado en Teología en 1598. Escribió 53 dramas sobre temas religiosos e históricos. Una de sus obras más destacadas es “El esclavo del demonio” (1612), sobre un pacto diabólico, tema usado después por Pedro Calderón de la Barca en “El mágico prodigioso” y antes usado por Alarcón en “Quien mal anda mal acaba” (1610-1611). También escribió el drama político “La rueda de la fortuna” (1625).

En las obras de teatro de Mira de Amescua se inspiraron Calderón de la Barca y Pedro Antonio de Alarcón.