UNIVERSIDAD DE JAÉN

La Universidad de Jaén (UJA) y la Fundación (Centro Tecnológico del ), ubicado en Martos, firmaron un , por el que la institución académica llevará a cabo un prototipo industrial que permita la clasificación de plástico técnico en fase de reciclaje.

El grupo de investigación de , Automática y Visión por
Computador de la Escuela Politécnica Superior de Jaén de la UJA desarrollará el proyecto, denominado “Desarrollo de un prototipo industrial utilizando técnicas de fusión sensorial para la clasificación automática de plástico técnico en fase de reciclaje”, cuya inversión supera los 60.000 euros. Este proyecto de investigación surge ante la necesidad que se observa en la industria del reciclaje de plásticos técnicos de automatizar la selección de los residuos para permitir la recuperación de los mismos.

Juan Gómez, director del grupo de investigación de Robótica, Automática y Visión porComputador de la Universidad de Jaén, explicó que la idea es utilizar sistemas multisensoriales, fundamentalmente basados en cámaras digitales especiales, para las clasificaciones de plásticos. “Lo que se pretende hacer es un prototipo para, inicialmente, probar diferentes técnicas con distintos sensores de altas prestaciones y luego, el objetivo es que dicho prototipo se puede implantar para hacer pruebas, casi reales, en las instalaciones de Andaltec en Martos”.

El convenio fue firmado por el Rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras Rosa, y el presidente de la Fundación Andaltec, Francisco Buenaño Melero, que estuvieron acompañados por delegado provincial de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía en Jaén, Manuel Gabriel Pérez.

El Rector subrayó que la firma de este convenio tiene “mucho significado”, porque se trata de un CIT (Centro de Investigación y Tecnología) “y queríamos estrechar lazos de colaboración con los CIT, que son puentes entre un sector, en este caso el del plástico, y el propio conocimiento. Esta es la línea en la que tenemos que seguir trabajando, en poner nuestro capital humano y nuestra capacidad al servicio del desarrollo de los sectores productivo con importancia de nuestra provincia”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Andaltec apuntó que los CIT pueden servir de ayuda a las pymes “que no pueden investigar por sí mismas, por su poca capacidad”, a la vez que permitirá a la Universidad “acercarse a esas pymes y que el CIT una los dos esfuerzos para investigar proyectos de investigación y desarrollo”.

Por último, el delegado provincial de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía en Jaén destacó el objetivo común de “mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, a través del desarrollo social y económico”, que se consigue “si se innova y las empresas dan respuesta a lo que demanda la sociedad”. Por ello, valoró la necesidad de estrechar las relaciones entre quien genera saber y quien lo aplica, este caso, la Universidad de Jaén y los CIT.
Proyecto de investigación

Por la experiencia y estudios en el mundo de la investigación realizados por Andaltec, se ha constatado que dentro de la industria del reciclaje de termoplásticos, se han producido suficientes avances en el proceso de clasificación y reciclado de materiales plásticos procedentes de residuos urbanos, pero no se ha abordado nunca el problema de la clasificación automática de plásticos técnicos.

El objetivo de este proyecto es trabajar en colaboración con grupos de investigación de la Universidad de Jaén en tres puntos: primero, se procederá a la determinación del grupo de sensores que sea capaz de detectar los distintos tipos y grados de los plásticos técnicos de una forma fiable y atendiendo a las características de cada componente y teniendo en cuenta que las piezas a reciclar puedan contener: plásticos de distintos tipos mezclados, cables de cobre, arandelas de metal, etcétera; segundo, esta múltiple naturaleza de los materiales seguramente obligue al empleo de distintos tipos de sensores para poder discernir entre ellos, por lo que la segunda tarea será la programación de un sistema de fusión sensorial que logre mediante inteligencia artificial diferenciar de una forma fiable entre los distintos materiales, y por último, la construcción de un sistema de selección prototipo, que sea capaz de separar los distintos tipos de materiales de forma industrial, es decir, que lo logre en las condiciones que se encontrará en una planta de reciclado y con el aseguramiento y fiabilidad que una de estas plantas exige a sus productos.