UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Los de Nano2market proporcionan directrices para la transferencia de tecnología, normas de propiedad intelectual y acuerdos de licencia en el desarrollo de proyectos de . La Oficina de Proyectos Internacionales de la Universidad de Alicante ha liderado el consorcio europeo.

Nanomateriales para la producción y almacenamiento de energía, nanopartículas para la administración de fármacos y biosensores para el diagnóstico – estas son algunas de las nanotecnologías emergentes. Con aplicaciones en casi todos los sectores, se espera que la nanotecnología conduzca el futuro del desarrollo tecnológico. Sin embargo, como un campo relativamente nuevo, el uso de los resultados de la investigación se encuentra todavía en sus primeras etapas, con pocos casos de buenas prácticas, especialmente desde una perspectiva multidisciplinar.

Los modelos tradicionales de transferencia de tecnología resultaban inadecuados para la nanotecnología. Sin embargo, los modelos de transferencia son esenciales para todos los sectores relacionados con la I+D, ya que permiten comercializar y proteger los resultados de la investigación. Por lo tanto, se consideró fundamental llevar a cabo un proyecto de investigación que se ocupara de cuestiones relativas a la transferencia de la nanotecnología.

Los derechos de propiedad intelectual (PI) se aplican a las diferentes etapas de desarrollo de un producto, desde la investigación básica hasta la comercialización. El primer paso, por lo tanto, era examinar las cadenas de valor y el modelo adecuado de propiedad intelectual para la transferencia de tecnología para 12 estudios de casos seleccionados de cinco sectores: electrónica, energía, ciencias de la vida, los materiales, y el agua y el medio ambiente. En segundo lugar, los socios de Nano2market llevaron a cabo un ejercicio de mapeo de la tecnología existente con el fin de elaborar una lista de áreas de las innovaciones “nano”. Los modelos y estrategias fueron validados por un panel de expertos.

Como resultado, el proyecto ha creado una guía de PI en investigación en nanotecnología. Incluye instrucciones sobre cómo elaborar directrices para los acuerdos de licencia, el consorcio, y comentarios y sugerencias para gestionar la propiedad intelectual en proyectos de nanotecnología. Las directrices dependen del tipo de aplicación, del nivel de desarrollo de la investigación, y del tamaño de la organización – centros de investigación pequeños o grandes, pequeñas y medianas empresas (pyme) o grandes empresas. El tamaño de la organización es importante porque afecta las estrategias. Por ejemplo, los socios Nano2market encontraron que la falta de financiación de las organizaciones más pequeñas significaba que utilizan estrategias que diferían de las más grandes. Vieron además que inversores y empresas se mostraban más confiados trabajando con grandes instituciones o empresas. Los más pequeños, en cambio, debían esperar hasta que la tecnología se encontrara en una etapa más avanzada antes de licenciar.

Nano2market también ha diseñado una caja de herramientas interactiva. El toolbox incluye un conjunto de herramientas para empresas que deseen colaborar en proyectos de nanotecnología. También es útil para inversores como los business angels, los capitalistas de riesgo y los empresarios capitalistas de riesgo. La caja de herramientas ofrece, asimismo, informes de buenas prácticas para empresas e información útil sobre cómo colocar un desarrollo en el mercado gracias a un plan de negocio adecuado para emprendedores.

Como explica Rahiman Abdullah, de la Oficina de Proyectos Internacionales de la UA, “Antes disponíamos de alguna guía para la protección de la PI pero trataban la nanotecnología como un todo y no por áreas. Esas guías tampoco incorporaban la perspectiva empresarial que es fundamental para el desarrollo de esta tecnología, sobre todo en Europa donde los capitalistas de riesgo hasta la fecha sólo han seleccionado aquellas aplicaciones más maduras, como los nanomateriales, por considerar que eran más seguras que otras emergentes, como es el caso de las biotecnológicas. Ahora descubrirán que existe todo un abanico de posibilidades”.

Tanto el departamento legal, como los técnicos de transferencia de tecnología de la UA trabajaron en el análisis de modelos de PI. Aunque con gran experiencia en estos temas, era la primera vez que se hacía un estudio en profundidad sobre nanotecnologías. Colaboraron también en la elaboración de la guía que se redactó sin demasiada terminología legal o científica con el objetivo de que fuera accesible para investigadores, empresarios, e inversores. En vez de dar indicaciones sobre los pasos a seguir, indica Abdullah, optaron por la autoevaluación porque se trata de un modelo de negocio diferente, más arriesgado pero también de mayores ganancias.

Coordinado desde la Oficina de Proyectos Internacionales en la Universidad de Alicante, el proyecto Nano2market de 12 meses de duración recibió 700 000 euros dentro del Séptimo Programa Marco de la UE (7PM).