UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Una tesis de la UPV/EHU ha analizado la norma Investors in People, que pretende alinear los cursos impartidos a los empleados de una compañía con su plan estratégico

La norma Investors in People se estableció en el Reino Unido en los años 90. Al detectarse, por una parte, la baja formación de los trabajadores, y por otra, que las estaban subvencionando a sus empleados en cursos que poco tenían que ver con la estrategia de la firma, el gobierno, los sindicatos y los empresarios desarrollaron un estándar. Se trataba de alinear la formación a recibir por los trabajadores con la estrategia de sus ; es decir, evitar algo tan simple como que una empresa que no trabajara con el mercado de Alemania subvencionara clases de alemán. Es una norma genérica para todas aquellas organizaciones que quieran obtener el certificado, la cual marca unos mínimos a cumplir (un plan de formación, reuniones periódicas entre jefes y medios para deliberar sobre la formación a recibir por los empleados…), aunque estos mínimos se lleven a la práctica de manera diferente en cada organización.

En la actualidad, está implantada en 32.000 organizaciones del Reino Unido. Al considerarlo muy exitoso, Jon Segovia ha analizado el nivel de adaptabilidad de dicho modelo, concluyendo que se puede extrapolar perfectamente a otros países. Su tesis, defendida en la UPV/EHU, se titula La norma Investors in People: alternativas y posibilidades de aplicación mediante el análisis de la experiencia en el Reino Unido.

Cuestionario a 198 organizaciones

La investigación se basa principalmente en los resultados de un cuestionario emitido a 198 organizaciones del Reino Unido con el certificado Investors in People. En dicho cuestionario, se formulan preguntas relacionadas con la flexibilidad de la norma implantada en organizaciones de diferentes tipos y tamaños, el nivel de burocracia y recursos que requiere y su capacidad de integración con otras normas, entre otras.

Tal y como se afirma en la tesis, los cuestionarios muestran resultados muy positivos en cuanto a flexibilidad. Por ejemplo, las respuestas a la pregunta sobre integración con otras normas internacionales que también buscan la estandarización en las organizaciones muestran que el modelo Investors in People puede convivir con otros como ISO 9000 u OSHAS 18000 (para la prevención de riesgos laborales) en una misma empresa, debido a su baja burocratización. Las respuestas al cuestionario también demuestran que la norma es aplicable a cualquier organización o empresa, independientemente de su tamaño o el sector al que pertenece. Tampoco se han encontrado señas culturales lo suficientemente remarcables como para que la norma sirva únicamente para el Reino Unido.

Por lo tanto, Segovia concluye en su investigación que la norma Investors in People se puede extrapolar a empresas de cualquier tamaño, sector y ubicación geográfica. Asimismo, ofrece la posibilidad de llevar a cabo futuras investigaciones que concluyan por qué los gobiernos de otros países con características parecidas a las del Reino Unido no han apoyado la implantación de un modelo como Investors in People, o su viabilidad en otros países sin la ayuda de la administración.

Sobre el autor

Jon Segovia de Celaya (Bilbao, 1970) es licenciado en Bioquímica por la UPV/EHU, MBA por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) de la Universidad de Navarra, master en Medio Ambiente por la Universidad Complutense y técnico superior en Riesgos Laborales por el Centro de Estudios Financieros (CEF). Ha redactado la tesis bajo la dirección de Ernesto Cilleruelo, catedrático de Organización de Empresa de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao (UPV/EHU). Segovia ha realizado la tesis entre Bilbao y Santiago de Chile, lugar donde se ha desempeñado profesionalmente durante los últimos años. Actualmente, es socio director de la empresa de energías renovables Solarpack.