Terminamos teniendo un día de ida y vuelta, con el Ibex salvando el positivo solo para las estadísticas. La zona de la primera resistencia intradía funcionó.

Quedamos otra vez en posición de romper soportes mañana con la venía del cierre de Wall Street. En el los conteos son extremos y hoy hay posibilidad (otra vez) de tener un máximo relevante y de medio plazo. Llegamos a contar 5 ondas desde los mínimos de 2010, con la 5ta de esa serie con 5 ondas, y la 5ta fnal podría haberse completado o estar cerquísima. Por lo tanto, atención a los 12.020 que es un buen número.

El desarrollo hace a que cada vez sea menos probable el equivocarse y más si la extendida final es una 5ta, por lo que cualquier giro demostrará que comienza a caer la primera ficha de dominó e irá por más.

He dicho pr Twitter que hay que tener mucho cuidado para no estar a la contra en un epsiodio de crash intradía como el del 6 de mayo del año pasado. Ya no se puede estar sin stops y aun teníéndolos puede que no se ejecuten si hay grandes huecos de precios. Pienso que ahora, en el Dow Jones corresponde ir a los 11.867 pero la referencia de primera confirmación está 150 puntos por debajo de esa cota.

En el Ibex, 10.650 y nada más. Nivel clave que terminaría con las alucinaciones alcistas de la semana pasada. Al ajuste de precios del mercado le queda mucho camino por delante y los balances de los bancos se tienen que sincerar. El Banco de España está conteniendo la situación mirando al costado y dándole tiempo a los bancos para que provisionen, pero si la presión internacional crece, tendrá que endurecer su actuación y pedir que se cumpla con las previsiones a precios reales de los inmuebles. Si ello ocurre el sistema financiero se sincerará y ello será muy bueno, pero los precios caerán en picado. Solo así se terminan las crisis.

Nos vemos mañana