UNIVERSITAT DE VALENCIA

Mañana arranca el ciclo que se celebra en el Palacio de Cerveró de la Universitat de València con Una odisea del espacio, de Stanley Kubrick

El Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero y el de la Universitat de València reanudan mañana su actividad conjunta con la organización, este mes de enero, del ciclo cinematográfico Máquinas en pie de guerra. La primera sesión será el próximo jueves día 13 con la película de culto de Stanley Kubrick, 2001: Una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey. Reino Unido, 1968). El jueves 20 se podrá ver la película de terror El engendro mecánico (Demon Seed, Donald Cammel. Estados Unidos, 1977), y para cerrar el ciclo, el jueves 27, se proyectará un largometraje más reciente, Moon (Duncan Jones. Reino Unido, 2009).

Las proyecciones tendrán lugar los jueves del mes de enero a las 18 horas en la Sala de Conferencias del Palacio de Cerveró de la Universitat de València. Cada sesión cuenta con una presentación previa a la película y un coloquio posterior en el que podrá participar el público asistente. La entrada es libre y limitada a la capacidad de la sala.

2001: Una odisea del espacio está basada en una novela corta de Arthur C. Clarke. La historia de la humanidad, en diversos estadios del pasado y del futuro, es narrada en la película de ciencia-ficción de culto por excelencia de la historia del cine. El engendro mecánico narra cómo un ordenador llamado Proteus se convierte en un cerebro artificial que ha aprendido a razonar y a aterrorizar. Moon es un relato futurista en el que el astronauta vive en la cara oculta de la Luna junto con su ordenador de la base, Gerty, como único compañero.

El ciclo Máquinas en pie de guerra recoge tres títulos de ciencia-ficción que reflejan la preocupación por el . El siglo XX es, sin duda, el de la tecnificación de la vida cotidiana de las sociedades occidentales. Y el cine, que nace prácticamente con el siglo, ha mostrado desde sus inicios tanto la creciente presencia de máquinas, en el día a día, como la preocupación por una posible falta de control sobre las mismas. Baste el ejemplo pionero de Segundo de Chomón y su maravilloso Hotel eléctrico de 1908. Pero será a finales de la década de los sesenta y, sobre todo durante la década de los setenta cuando, enmarcado en el ámbito de la explosión de la ciencia-ficción y el desarrollo de la inteligencia artificial, este temor encuentre su mayor reflejo en la cultura popular. Los dos primeros títulos del ciclo son el ejemplo perfecto. Pero en la primera década del siglo XXI ha habido una segunda época dorada de la ciencia-ficción, y por este motivo el ciclo se cierra con la producción británica dirigida por Duncan Jones, Moon.