UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Científicos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria han publicado un artículo científico en una especializada en el que analizan la importancia de la que se practica en relación con el fitness o . En concreto, el artículo se titula “La adiposidad y la edad explican la mayor parte de la asociación entre la y el Fitness en adultos físicamente activos” y es fruto de la investigación desarrollada por los del Departamento de Educación Física, José A. Serrano Sánchez, Safira Delgado Guerra, Hugo Olmedillas, Amelia Guadalupe Grau, Joaquín Sanchis Moysi, Cecilia Dorado y José A. L. Calbet, junto con el investigador del Departamento de Física Rafael Arteaga Ortiz.

El fitness es el conjunto de capacidades físicas altamente predictivas del estado de salud que abarca la composición corporal (ósea y adiposa); el fitness muscular (fuerza muscular estática y dinámica, altura de salto, velocidad de carrera y capacidad anaeróbica); y el fitness cardio-respiratorio (consumo máximo de oxígeno estimado). Numerosos estudios previos, han aportado evidencias de una relación moderada entre ambos, es decir, que las personas que más se mueven y con mayor gasto energético, tienden a mejorar su fitness, particularmente el fitness cardio-respiratorio.

En este estudio, los investigadores de la ULPGC han evaluado todos los componentes del fitness en 187 adultos físicamente activos, encontrando evidencias sobre la relación entre una actividad física de intensidad moderada y vigorosa con un mejor fitness cardio-respiratorio. Sin embargo, dicha asociación estaba directamente relacionada con dos características personales: la adiposidad y la edad. De esta forma, cuando se incluían estas dos variables, las relaciones entre la actividad física y el fitness tendían a desaparecer. Un aspecto importante de este estudio fue el papel de la adiposidad en la capacidad de fitness, demostrando que el porcentaje de grasa explicaba un 62% de la variabilidad en el fitness cardio-respiratorio, mientras que la edad contribuía en un 10% adicional.

Por otra parte, el estudio identifica a la como el factor que más negativamente influye en la condición física de los adultos, junto a edad. Si la actividad física que se realiza, aunque sea en gran cantidad, es de un nivel ligero o moderado, la posibilidad de mejorar el fitness es muy limitada. Los resultados de este estudio apuntan a que la cantidad de energía que una persona gasta en actividades físicas, no tiene necesariamente una incidencia positiva en el fitness y en la , subrayando la importancia de la calidad respecto a la cantidad de la actividad física, para la mejora de la condición física y la reducción de grasa en adultos físicamente activos.

La investigación ha sido publicada en la revista , publicación de la Library of Science de EEUU. La Web del Instituto para la Información Científica (Institute for Scientific Information) tiene indexada la revista entre las 10 primeras revistas científicas del área de biología (76 revistas en total indexadas en este área) con un factor de impacto de 4.4 puntos. La revista, que sigue una política de “acceso abierto”, es una de las más visibles y de mayor influencia en el conjunto de publicaciones científicas en esta área.