UNIVERSIDAD EUROPEA DE MADRID

Su lucha por la libertad de expresión, como la potestad que toda comunidad necesita para activarse; y la demostración de que es posible la conciliación y el entendimiento entre ideas distintas, han sido algunos de los logros que , director del diario ABC, ha destacado en su laudatio.

Lech Walesa, que recibe este título por primera vez de una universidad española, ha concluido su discurso afirmando que hace falta más actividad ciudadana para mejorar las estructuras y los estados.

La Universidad Europea de Madrid ha concedido el título de a Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz en 1983 y posteriormente primer presidente democrático de Polonia tras la caída del comunismo.

La rectora de la Universidad, Águeda Benito, ha expresado el orgullo que siente al representar a la primera universidad española que concede este título a Walesa, que ya ha sido reconocido con este doctorado honorífico por más de treinta universidades de otros países.

El acto de investidura ha sido un entrañable y sincero homenaje a la figura de este político y a su lucha por la libertad.

En la laudatio, Bieito Rubido ha manifestado sentirse profundamente admirador de este gran hombre, se ha dirigido a él como “el nombre propio y único que la historia de Europa y de las democracias ha elevado ya a un lugar sobresaliente. Pocas personas dejan una huella igual de profunda sobre la tierra que pisan. Aunque, en realidad, lo que Lech Walesa ha dejado sobre Polonia no es su huella: son nada menos que la democracia, la libertad, los derechos humanos, la esperanza… el futuro de un país que de su mano, en los últimos cuarenta años, ha recuperado la conciencia de existir y de vivir”.

Antes de finalizar su discurso, el director del diario ABC ha querido recordar las palabras de Walesa sobre el nuevo modelo social del siglo XXI, “que debe edificarse sobre valores universales, donde quepan todas las creencias, y aún incluso, los individuos que no son religiosos. Entonces y sólo entonces, la paz será posible”.

Tras recibir los atributos, Lech Walesa se ha dirigido a los presentes para agradecer su nombramiento y emplazar a los miembros de la universidad a trabajar juntos por un mundo mejor.

A lo largo de su intervención ha hablado del mundo hace treinta años, de la dureza de la guerra fría y de cómo nadie en el poder creía en que el mundo pudiera cambiar y contra todo pronóstico sucedieron acontecimientos, entre ellos la Perestroika y la visita del Papa Juan Pablo II a Polonia, que contribuyeron a la caída del Telón de Acero. “Debemos retroceder a aquellos tiempos y aprender de la experiencia, porque los retos de hoy son muy importantes y no debemos cometer errores”, ha señalado Lech Walesa , quien asegura no tener respuestas sobre qué sistema económico funciona ni qué sistema democrático es el mejor; pero, ha afirmado “si no se reforma el sistema económico en este siglo, habrá una revuelta del proletariado que buscará hacer justicia”.

Walesa ha hecho un llamamiento a la espiritualidad, a la conciencia y a los valores que sustentan una sociedad libre y para concluir ha reclamado “este mundo requiere más actividad por nuestra parte, hay que mejorar las estructuras y los estados, hay que construir. Construyendo me vais a encontrar siempre”.

Fiel a su compromiso con la sociedad, la Universidad Europea de Madrid trabaja para formar a sus estudiantes en un entorno internacional, a través de una sólida educación en valores que fomente la pluralidad, la igualdad de condiciones y el libre pensamiento. En línea con esta filosofía, Lech Walesa se incorpora a la lista de figuras que la Universidad ha reconocido con el título de Doctor Honoris Causa por su defensa de los valores que avalan el progreso social. Nelson Mandela, Mario Vargas Llosa o Juan Antonio Samaranch son algunas de las personalidades que han sido destacadas con este título por el mismo motivo.

Lech Walesa es un político polaco, antiguo sindicalista y activista de los derechos humanos, nombrado Premio Nobel de la Paz en 1983 por su defensa del sindicalismo independiente. Cofundador de ‘Solidaridad’, el primer sindicato independiente del bloque soviético, Walesa fue también el primer presidente democrático de Polonia, entre 1990 y 1995. Su lucha por la democracia y el diálogo, que le hicieron jugar un papel fundamental para el fin del comunismo en Europa, ha sido reconocida a nivel internacional en numerosas ocasiones con distinciones como la Medal of Freedom de Filadelfia, el Award of Free World de Noruega o el European Award of Human Rights.

La Universidad Europea de Madrid pertenece a la red , líder en Educación Superior, con más de 600.000 estudiantes en más de 50 instituciones y 24 países. Actualmente cuenta con siete Facultades y Escuelas, cuatro Centros de Postgrado y el Centro Profesional Europeo de Madrid, donde se imparten Ciclos Formativos de Grado Superior, que acogen en total a más de 14.000 estudiantes.

Fiel a su vocación innovadora, promueve una investigación aplicada y útil para la sociedad y sustenta su actividad en torno a tres valores fundamentales, que le han llevado a liderar la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior en nuestro país: internacionalidad, conexión con el mundo profesional y compromiso con la calidad académica del siglo XXI.

Es la primera universidad en el mundo que ha recibido la certificación de calidad Qualicert y la primera universidad española en conseguir la ISO 14001 por sus campus de Villaviciosa de Odón y La Moraleja. También ha recibido otros reconocimientos como el EFQM 400+ a su sistema de gestión y específicamente al sistema de gestión del servicio de biblioteca. Ha recibido además el Premio Madrid Excelente 2010, un galardón otorgado cada año por la Comunidad de Madrid en reconocimiento a la calidad y excelencia de las compañías que orientan su gestión hacia el cliente y logran su confianza.